Fuga de agua preocupa a moradores de la calle Tungurahua

  Actualidad

Fuga de agua preocupa a moradores de la calle Tungurahua

Hay baches en esa vía que se encharcan y dificultan el tránsito.

En la calle Tungurahua, entre las avenidas 9 de Octubre y Hurtado, una fuga de agua causa molestias en el sector hace casi un mes.

Hace un mes, Paúl Reinberg vendía en su negocio un aproximado de 100 bolones de verde como desayunos. Ahora con suerte vende 60. La razón es que su local está situado al pie de la calle Tungurahua, entre las avenidas 9 de Octubre y Hurtado, en el centro de Guayaquil. Hace aproximadamente 30 días, esa calle permanece mojada por chorros de agua que salen de una tubería ubicada bajo la calzada.

En ese tramo hay dos agujeros por donde se escapa el agua y grandes baches, que a decir de los moradores no existían antes del problema y que representan un obstáculo y peligro para el tránsito vehicular.

“Al parecer el tubo está roto. El personal de la empresa Interagua ha venido varias veces a tomar fotos; pero hasta ahora no lo ha reparado”, contó Reinberg. Para sus clientes es difícil cruzar la calle encharcada; prefieren no parquear sus vehículos bajo el agua empozada y evitar ser salpicados por los vehículos que circulan en la zona.

Como ese pequeño comedor, el resto de locales situados en ambos lados de la calle también se han visto afectados. “He tenido una baja en mi negocio. Clientes que venían ya no lo hacen y creo que es por esta calle encharcada. Estoy segura de que las planillas de agua de todos los vecinos nos saldrá bien alta”, teme Dayana Montero, quien atiende un local de comida.

En la esquina de la vía, en la calle Hurtado, está el colegio Comandante Antonio José de Sucre. Sus alumnos también se quejan de la fuga, de tener que cruzar la calle mojada y de no poder sentarse en el paradero del bus, que constantemente es salpicado de agua con el tránsito vehicular.

Personal del Departamento de Comunicaciones de Interagua indicó a EXPRESO que tras una inspección, la empresa detectó que hay un daño en el acueducto de 1.050 milímetros y que técnicos de la empresa están analizando cómo solucionarlo.

Mencionaron que los arreglos iniciarán el sábado 19 de octubre y, por la magnitud del perjuicio, tendrán que suspender momentáneamente el servicio de agua potable.

En los próximos días, Interagua avisará que sectores del centro y de la ciudad serán afectados por el corte.

Los moradores y comerciantes están pendientes y esperan una pronta solución. Solicitan que los baches que se han formado en la calzada también sean reparados por el Municipio de Guayaquil.