El fisco no es el pueblo

  Actualidad

El fisco no es el pueblo

No hay lógica económica. Pagar las trapacerías de Correa y su “pandilla de mafiosos” no justifica impuesto alguno. “Debemos US$ 75 mil millones, que (Correa) empecinado en hacer obras por aquí, unas... ¡Bah! No, mejor ese capítulo debemos cerrarlo” (Lenín Moreno).

“38.700 funcionarios (élite correísta) “ganan, por año, US$ 58.100 cada uno”. “Consumen US$ 2.248 millones al año” (Eduardo Valencia) ¿Y la “cirugía mayor” a la corrupción señor presidente? “La deuda significa servicio de US$ 11.000 millones”. Bajar intereses. “Nos toca pagar el 10 %, más capital de esa cantidad”.

Si se recupera lo robado, jamás ocurrido en la historia, hay suficientes dólares para pagar las deudas. Pocos están presos, otros enjuiciados, fugados y muchos hacen presencia audaz en el Estado. Y a ninguno, ni a Correa o a Glas, la justicia ni la Asamblea les expropian “sus bienes” (¿?).

El fisco no es el pueblo, señor presidente. “Fiscus” (latín) era la canasta donde recaudadores de impuestos ponían el dinero para llenar las arcas del gobernante y sus gastos. “Fiscus es Leviatán” (Hobbes 1.651), monstruo bíblico, dragón gigante con forma de cocodrilo o serpiente. Es Satanás o Belcebú.

En Jericó, el jefe de recaudadores de impuestos era Zaqueo. Todos evitaban su compañía y los llamaban “zaqueadores”, desvalijadores. Ladrones.

Richard Martínez Alvarado (lojano, 40 años) Ministro de Economía, emitió (24 de septiembre) 2.000 millones en bonos-basura (no son dólares) para cubrir el fracaso de concesionar activos estatales, que proveerían, al fisco, este año, US$ 1.000 millones. Ha emitido (2019) 4.175,37 millones en bonos-basura (dólares falsos). Emitiría 5.675 millones más, que no son dólares ni dinero convertible.

Cada ecuatoriano asumiría un monto adicional de deuda externa de US$ 334 y hasta diciembre, la deuda pública, por habitante, llegaría a US$ 3.278.

John Marshall (Mc Culloch vs. Maryland 1819) Juez EE.UU. dijo: “El poder de establecer impuestos, comporta el poder de destruir”.