Actualidad

La Fiscalía toca la puerta de la oficina de Bella Jiménez

En total, hubo nueve acciones fiscales en Quito y Guayaquil.  Se indaga una posible delito de concusión

Fiscalía- Bella- concusión
Operativo. Un importante número de policías ingresó ayer a la Asamblea para participar de este allanamiento.Cortesía

El motivo de la investigación ya es público. La Fiscalía General del Estado indaga a la asambleísta y segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Bella Jiménez, por el presunto delito de concusión, es decir, por el acto que comete un funcionario público al exigir a otra persona una contribución o beneficio.

Con esa base, agentes fiscales y de la Policía Nacional allanaron ayer la oficina de la legisladora que se ubica frente con frente al despacho del presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio, que precisamente fue quien la denunció.

Comité- Bella- denuncias

El Comité de Ética de la Asamblea Nacional inicia investigación a Bella Jiménez

Leer más

La diligencia se produjo ni bien empezaban las actividades en la Asamblea. El ingreso a la institución quedó restringido, y el acto de los fiscales y uniformados se desarrolló de forma reservada, aunque algunos funcionarios parlamentarios que se encontraban al interior del edificio fueron testigos del operativo. “Nadie dijo nada. Llegaron, entraron, se quedaron un buen rato y se fueron”, comentó luego un asesor legislativo.

Quien sí habló fue el coordinador jurídico de la Asamblea Nacional, Santiago Salazar, quien reconoció que la acción fiscal para el allanamiento contó con la colaboración de la presidencia del organismo.

“Hemos dado todas las facilidades para que los hechos que se investigan a través de la Fiscalía lleguen a una conclusión. Esa fue la única oficina dispuesta para el allanamiento”, dijo el funcionario, quien prefirió no especificar si los agentes se llevaron computadoras, documentos u otros indicios de la oficina de Jiménez.

La irrupción de las autoridades de justicia se produjo once días después de que Villavicencio acudiera a la Fiscalía para presentar algunos elementos que configurarían el posible delito de la legisladora que llegó a la Asamblea bajo el auspicio de la Izquierda Democrática (ID).

“La información proporcionada era clarísima. Había transferencias de dinero, al menos una por tres mil dólares realizada a la cuenta del hijo de la vicepresidenta, lo cual configura el presunto delito de concusión que es la causa por la que se ha abierto esta indagación previa”, dijo Villavicencio.

La denuncia que pesa sobre Jiménez hace referencia a conversaciones que habría mantenido con otras personas con el objetivo de gestionar cargos públicos a cambio de sumas de dinero. Hasta el cierre de esta edición, la legisladora no se había pronunciado sobre la acción de la Fiscalía y la policía en sus oficinas.

Asambleísta Bella Jiménez durante sus declaraciones sobre las denuncias en su contra.

El CAL califica denuncias contra Bella Jiménez que advierte a sus detractores

Leer más

Objetos

Antes del allanamiento a las oficinas de la asambleísta Bella Jiménez, la Fiscalía, acompañada de oficiales de élite de la policía, intervino en horas de la madrugada ocho lugares tanto en Quito y Guayaquil para obtener información y evidencia en torno a la investigación de posible concusión.

Evidencia

En las incursiones de la madrugada, los agentes incautaron dos teléfonos celulares; chips para teléfonos inteligentes; certificados y documentos de diferente índole, además de pasaportes. Todo esto fue puesto en cadena de custodia y están a la espera de la orden judicial para su explotación.