Actualidad

La Fiscalia y su Autonomia

La reforma constitucional para separarla de la Judicatura abre el debate en la Asamblea y desde ya va encontrando tropiezos.

Acto. La fiscal Diana Salazar (i) y la titular del Consejo de la Judicatura María del Carmen Maldonado.

Uno de los cambios a la Constitución propuestos por el Comité por la Institucionalización Democrática que fueron acogidos por la Corte Constitucional (CC) plantea la autonomía de la Fiscalía del Consejo de la Judicatura.

Esta sola posibilidad abrió desde ya un gran debate al interior de la Asamblea Nacional sobre si esto es favorable o no para el país. Desde el Consejo de la Judicatura, su presidenta María del Carmen Maldonado ya dejó en claro que no está de acuerdo. “La Fiscalía tiene autonomía, lo que se busca es separarla del sistema de justicia, que es un sistema que tiene que trabajar como tal, es un sistema que está en la Constitución aprobada por el pueblo”, aseveró Maldonado.

Dijo que espera que los organismos que tienen que tratar el tema lo hagan analizando la pertinencia o no de esta posibilidad, tomando en consideración que la justicia es un sistema único.

En el Legislativo, que es la instancia en donde se deberá definir los textos del cambio parcial a la Carta Política, hay posiciones encontradas, aunque en su mayoría ven como algo positivo que la Fiscalía se separe del Consejo de la Judicatura.

El asambleísta Homero Castanier (CREO) explicó que la Fiscalía al momento depende del Consejo de la Judicatura y la idea es que el fiscal y todos los representantes de la Fiscalía, no solo en el tema administrativo, sino en el tema de acciones, tengan su autonomía, es decir, que se maneje de manera autónoma. “Es algo importante para debatirlo y que la Fiscalía tenga más fuerza no solo en el tema de separar las funciones de control del Consejo de la Judicatura, sino que va a tener más legitimidad frente a no tener que responder ante el mismo órgano de control”, precisó.

Para el coordinador del Partido Social Cristiano (PSC), Henry Cucalón, es una propuesta interesante otorgarle autonomía plena a la Fiscalía para que sea el verdadero representante de la sociedad en la investigación de los crímenes y ser más eficientes en la lucha contra la corrupción. “Yo estoy abierto a esa posibilidad”, afirmó el legislador.

No todos ven con buenos ojos esta posibilidad. El subcoordinador del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), Fernando Burbano, dijo no estar a favor de la propuesta de reforma constitucional.

Señaló que lo que está en cuestionamiento es la acción del poder judicial frente a los delitos y que no se está obrando con justicia, lo que está generando propuestas como esta; sin embargo, él es de la idea de que la justicia funcione como un solo cuerpo, y pensar en tener cuerpos especializados para el combate a temas específicos respecto al delito.

“A mí me parece que no es el camino, sería mejor ir por un órgano especializado sobre temas de corrupción, de trata de personas, potencializar en los temas que más inseguridad están preocupando al país”.

A estas posiciones se suma el tema votos. Ahora habrá que ver si estos cambios a la Constitución, al momento que llegue a la Asamblea, tienen el apoyo para hacerlo.

Para que las reformas constitucionales sean aprobadas por la Legislatura se necesita del voto favorable de las tres cuartas partes del pleno de la Legislatura, es decir, 91 votos.

Separación del ministerio público será por consulta

El pleno de la Corte Constitucional aprobó parcialmente el proyecto de reformas a la Constitución que presentó el Comité por la Institucionalización Democrática, en la que a más de solicitar la eliminación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, planteó la conformación de una Asamblea bicameral.

También en la solicitud calificada, la Corte dio paso a la propuesta de reformar la estructura organizacional de la Fiscalía General del Estado para garantizar la independencia del control público y fortalecer la lucha contra la corrupción; de esta forma, se elimina a la Fiscalía del control de la Judicatura, y se le otorga verdadera autonomía institucional, reza la propuesta.

“La propuesta tiene su lógica en lo que está pasando en el país y se la debe debatir de una manera amplia en el pleno; sin embargo, aquí surge el tema de si las reformas tendrán los 91 votos”.

Henry Cucalón, asambleísta del PSC.