Actualidad

Fidel

Fidel Castro, el icónico líder de la Revolución cubana, murió en La Habana el pasado viernes 25 de noviembre, cerca de la medianoche. Había cumplido hace poco los 90 años.

Su figura legendaria se proyectó al mundo desde que comenzó sus acciones de insurgencia contra el dictador Fulgencio Batista en la década de los 50 hasta el triunfo de la revolución cubana a finales del 58 y el Año Nuevo 1959, junto a esa otra emblemática figura de la Revolución y del pensamiento libertario latinoamericano que fue Ernesto ”Che” Guevara, gesta que mi generación y yo celebramos y asumimos como cosa propia.

Fidel Castro instauró en la bella Isla de Cuba un régimen socialista de extraordinarios logros especialmente en los ámbitos de educación, salud, investigación médica y deporte. Se relacionó con todos los líderes después de la Segunda Guerra Mundial, y con intelectuales y artistas del mundo entero.

Y fue sobre todo ejemplo vigoroso y vivo para los líderes progresistas latinoamericanos, entre ellos Hugo Chávez, su discípulo más cercano, y Evo Morales, así como para la revolución sandinista y la bolivariana, aun en vías de construcción, pacífica y ciudadana. No puede dejar de mencionarse tampoco la decidida ayuda que prestó a varios países del África, a veces aún con el envío de tropas para ayudar a su liberación.

Cuba se había convertido en símbolo de dignidad, soberanía y resistencia ante el bloqueo y devastador embargo comercial impuesto por el gobierno de los EE.UU. desde hace más de 50 años y que se mantiene aún como una “verdadera guerra” desde ese país, como la calificara el presidente Rafael Correa al hablar en la ceremonia de masas en memoria de Fidel Castro realizada en la plaza de la Revolución en La Habana, quien tras elogiar la lucha de Fidel y los logros sociales de la Revolución cubana en “el continente más desigual del planeta”, dijo que gracias a sus esfuerzos el mundo aprendió a creer en el hombre nuevo latinoamericano, capaz de luchar por construir un mundo de justicia y paz. Y Frei Beto, el teólogo de la liberación, sentenció al lamentar su deceso: “Con Fidel muere el último gran líder del siglo XX, el único que sobrevivió al éxito de su propia obra: la Revolución Cubana”.¡Hasta siempre, Comandante!,

colaboradores@granasa.com.ec