De Felippe: “Sere un hincha mas”

  Actualidad

De Felippe: “Sere un hincha mas”

Me voy triste pero agradecido y satisfecho con todo. Me dieron un (auto) Fórmula 1 y lo dejo en la pista: puntero y con gran plantilla... Omar de felippe, técnico de Emelec

Nostalgia. Nassib Neme, presidente de Emelec (i) y Omar De Felippe, aún técnico de Emelec, se dieron un abrazo de despedida y agradecimiento. Antes (arriba), ambos revisaron con añoranza los avances del Capwell.

Bajó la cabeza en varias ocasiones y a ratos, cuando dejaba de hablar, su mirada se perdía tratando de asimilar el adiós. Ayer ya fue oficial: Omar De Felippe no va más como director técnico de Emelec, equipo tricampeón del fútbol ecuatoriano al que dirigirá por última vez mañana, en Quevedo, ante Delfín.

¿Los motivos? Personales, retomar su familia. No hay más explicación. La dirigencia confirmó que trató hasta el final de retenerlo, pero fue imposible. Desde inicios de año la decisión del argentino de 54 años ya estaba tomada.

Ayer, en la sala de prensa del mítico estadio George Capwell, fue su última comparecencia. No hubo lágrimas, pero sí tristeza. A diferencia de su cuerpo técnico, que lo acompañó y siempre vio al frente, De Felippe agachó la mirada, tomó el micrófono con las dos manos y se le ‘aguaron los ojos’ cuando tuvo que nombrar al equipo humano que durante 15 meses lo acompañó.

“Me voy agradecido, de corazón. Dirigentes, jugadores, hinchas y muchos que nadie ve, como utileros, ayudantes, cocineros, fueron especiales”, precisó.

Antes de llegar a la sala donde se despidió, De Felippe rompió el protocolo y, acompañado del presidente Nassib Neme, entró y pisó la cancha del Capwell.

El instante fue remembranza pura. El técnico se tomó su tiempo para dirigir la mirada a todas las localidades nuevas y antiguas que estarán listas para junio y luego confesó haber pensado: “Me voy a perder la inauguración de un estadio hermoso, pero veré la manera de estar por acá para disfrutarlo... Hace 15 meses soy un hincha más y seguramente lo que me quede de vida lo seguiré siendo” apostilló.

La goleada 5-0 del domingo pasado ante Barcelona no dinamitó su salida. En eso fue claro: “no son motivos económicos, ni de resultados, sino el personal que tenemos muchos del equipo técnico que me acompaña”.

De Felippe se va a descansar. No hay propuestas de otros clubes, ni aquí, ni en Argentina. Peor aún, deja recomendaciones para su reemplazo. Emelec fue lo más grande que le sucedió en la vida, dijo “comparado solo con mis hijos”, así se fue.