Actualidad

El fantasma de las ‘mayorias moviles’ regresa a la Asamblea

Las primeras pruebas serán la aprobación del proyecto económico urgente y de la proforma presupuestaria del 2018.

Sesión. Las votaciones serían entre el oficialismo y la oposición para lograr la aprobación de leyes del Gobierno.

Durante una década la bancada de PAIS no necesitó de nadie para aprobar, reformar o negar una propuesta de ley. Sin embargo, esa realidad ha cambiado por la división que existe en el bloque oficialista. Ahora el ‘fantasma’ de las mayorías móviles con la oposición se hace presente para lograr sacar adelante la agenda legislativa.

Desde el bloque de Alianza PAIS se quiere negar esta posibilidad, pero las declaraciones de varios de sus asambleístas lo desmienten. Aseguran que se van a mantener unidos, pero los que se han mostrado contrarios al Gobierno reiteran que votarán a favor de lo que esté dentro de los parámetros que “cobija” la revolución ciudadana, y no en lo que esté en contra de esos lineamientos.

La presidenta de la comisión de Justicia, Marcela Aguiñaga, reconoce que la posibilidad de las mayorías móviles se puede dar. Sin embargo, a sus ojos, esto complicaría la gobernabilidad en la Legislatura.

“Creo que se complica la gobernabilidad, indudablemente, de la Asamblea. El volver a las mayorías móviles, a los pactos puntuales para cada votación, para cada cambio del orden del día, para cada resolución, no abona a la estabilidad política del Ecuador”, afirma.

Sin embargo, también está consciente de que es necesario que se establezca una agenda que se debe sacar adelante.

La asambleísta de la Alianza PAIS-Socialista, Silvia Salgado, es más cauta y evita hablar de mayorías móviles, pero reconoce que las diferencias al interior del oficialismo no pueden seguir marcando la agenda legislativa, y es necesario trabajar en los temas que le interesa a la ciudadanía.

Salgado recordó que en la Asamblea ya está en trámite el proyecto económico urgente y la proforma presupuestaria, las cuales, a su criterio deberían ser aprobadas.

En tanto, el legislador independiente Raúl Tello, del movimiento Unido por Pastaza, considera que al margen de las diferencias que hay en el bloque de Alianza PAIS, es necesario que la Asamblea trabaje. “No podemos estar sujetos a la situación del bloque oficialista. “El país sabrá juzgar la actuación de un sector y de otro de la banca de PAIS, pero lo que se requiere es trabajar”, manifestó.

Criterio con el que coincide el también asambleísta independiente Eliseo Azuero, que es consciente de la división de los oficialistas, pero considera que al margen de esto se debe empezar a tramitar las leyes con los votos de quienes estén de acuerdo.

Paola Vintimilla

“El CAL dará paso al juicio a Glas”

La posibilidad de generar mayorías móviles se vería reflejado incluso en el Consejo de Administración Legislativa (CAL). Al menos así lo señala la asambleísta del Partido Social Cristiano (PSC), Paola Vintimilla.

A sus ojos, el pedido de juicio político al vicepresidente Jorge Glas puede ser calificado con los votos de José Serrano (PAIS), Carlos Bergman (aliado de PAIS), Patricio Donoso (CREO) y Luis Fernando Torres (PSC). No descarta que se sume un vocal más. “Sería un cinco a dos, como el marcador como en fútbol”, dijo.