Actualidad

Un fallo que agrietó la Justicia

Álvaro Pulido, socio de Álex Saab, fue absuelto en Ecuador. Por sus actuaciones en el caso Foglocons, una jueza fue sentenciada y otro, investigado

FOTO FOGLOCONS NUEVA
Los procesos judiciales por el caso Foglocons se desarrollaron en Guayaquil.ARCHIVO EXPRESO

Álvaro Pulido Vargas, socio del empresario colombiano Álex Saab, recientemente capturado por cargos de lavado de activos, en 2013 se vio envuelto en Ecuador en un escándalo por un supuesto delito de exportaciones ficticias a Venezuela. Fue sobreseído por la justicia, pero el caso implicó sanciones e investigaciones en contra de los jueces que intervinieron en los fallos.

Como publicó ayer este Diario, Pulido, también de nacionalidad colombiana, era uno de los accionistas de la compañía Fondo Global de Construcción S. A. (Foglocons), constituida en nuestro país en 2012.

FOTO FOGLOCONS

La corrupción venezolana que salpica a Ecuador

Leer más

Dos causas penales se abrieron contra esa empresa, que fue investigada por presuntas irregularidades en las exportaciones de materiales prefabricados de construcción mediante el Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre). Ambos procesos fueron archivados y los representantes de la compañía, absueltos.

Pero, al contrario, el caso Foglocons representó una adversidad para varios magistrados que conocieron los dos procesos en los que se investigaba un presunto lavado de activos. Madeline Pinargote, quien en 2014 declaró nulo el primero, el 5 de marzo de 2018 fue sentenciada a tres años de prisión por el delito de prevaricato. El año pasado, un tribunal de la Corte Nacional declaró improcedente la apelación presentada por la exjueza.

El abogado Hernán Ulloa, quien gestionó algunas diligencias en defensa de Pinargote, dice a EXPRESO que ella no cumplió la sentencia. “Hoy está fuera del país. El caso de Fondo Global fue muy manoseado por la Fiscalía”, alega.

María el Carmen Maldonado

La Judicatura inicia sumarios a jueces por los casos Morales y alias Raquiña

Leer más

Pero ahí no terminó todo. El 8 de marzo de 2016, el Consejo de la Judicatura inició de oficio una investigación administrativa para indagar la actuación de Galo Ramos, juez de Garantías Penales del Guayas dentro del segundo proceso, que se inició contra cinco compañías, entre ellas Foglocons.

El juez habría revocado una medida cautelar dictada inicialmente y ordenó la devolución de $ 57 millones incautados a Fondo Global.

Jorge Zavala Egas, quien actuó en la primera causa como abogado defensor de Pulido y otros ejecutivos de Foglocons, sostiene que la Corte Superior de Justicia determinó que no había méritos para seguir el proceso. “Por eso lo archivó y dictó el auto de sobreseimiento a favor de todos los procesados”.

Según Zavala, se demostró la inexistencia de un lavado de activos. “Lo que hubo fue un anticipo de divisas para las compras locales de la empresa Fondo Global de Construcción que hizo a siete proveedores”, explica.

EL ENTRAMADO DESAAB
Àlex Saab fue arrestado recientemente por presunto lavado de activos.DISEÑO EXPRESO

Ese caso está en autoridad de cosa juzgada, enfatiza el abogado, quien considera que “no hay ninguna relación entre lo que está pasando (la captura de Álex Saab y la presunta trama de corrupción) y lo que aconteció en Ecuador, que culminó con la absolución de los directivos de Foglocons.

  • Según EE. UU., entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Álex Saab y Álvaro Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.
  • En 2011, Saab era representante legal del Fondo Global de Construcciones, una empresa colombiana que logró el aval del Gobierno venezolano para encargarse de importar desde Ecuador y Colombia materiales prefabricados para la Gran Misión Vivienda, el proyecto fue impulsado por el expresidente Hugo Chávez.
  • El Departamento de Justicia de los Estados Unidos señala que Saab, señalado como testaferro del gobierno de Nicolás Maduro, lavó cerca de 350 millones de dólares, y que de esta asociación ilegal también fue partícipe Álvaro Pulido, también colombiano y mano derecha de Saab.