Actualidad

La falla de Bellavista-Catequilla, el origen de los sismos

En Expreso te explicamos la causa de los tres temblores ocurridos en Quito la noche del miércoles y la diferencia con el terremoto de la Costa en 2016.

Gabriel Ponce, jefa de turno del Instituto Geofísico, explicó las causas de los sismos en Quito. 21 de marzo del 2019.

Los tres sismos que sacudieron el norte de Quito la noche del miércoles 20 de marzo provocaron dos deslizamientos de tierra. Uno en la Mitad del Mundo y el otro en el sector de Malchinguí, donde una gran roca cubrió la vía.

¿Por qué se produjeron estos eventos sísmicos? A continuación te explicamos el porqué y su diferencia con lo ocurrido en la Costa en 2016.

La jefa de turno del área de sismología del Instituto Geofísico (IG), Gabriela Ponce, detalló que el primero, de 3.3 grados, sucedió a las 10:48. Diez minutos después, el segundo, de 3.5. El más fuerte y el principal. Y, poco tiempo más tarde, el de menor intensidad que con apenas 2.4 grados hizo temblar la tierra.

Los eventos, dijo Ponce, se localizaron en el sur de la parroquia de San Antonio de Pichincha. Sus profundidades varían entre 4 y 7 kilómetros. Fueron superficiales. Y por eso es que las personas que viven en el norte de la urbe, sobre todo, sintieron con fuerza estos temblores que llegaron en secuencia.

La experta del IG nos cuenta que los movimientos telúricos son producto de una falla que existe en San Antonio llamada Segmento Bellavista Catequilla. Y es parte del Sistema mayor de Fallas de Quito, que va desde Tambillo (en el sur de la ciudad) hasta el norte de San Antonio de Pichincha. Unos 60 kilómetros.

Este sistema está activo, reconoció Ponce. Pero es normal. Y es más normal aún que tengamos este tipo de eventos.

Sin embargo, hay una diferencia con lo ocurrido en Pedernales hace tres años. Dijo que el terremoto de la Costa fue producto de la subducción (proceso por el que una placa litosférica oceánica se hunde bajo otra placa, ya sea oceánica o continental). Producto de ello, sucede un bloqueo y se da el sismo. En Quito no estamos hablando de la subducción de dos placas.

“Hablamos que dentro de una placa continental existen fallas internas. Hay muchas fallas en esta zona que pueden bloquearse. Y una vez que se supera un límite elástico va a ocurrir el movimiento...”, sentenció la jefa de turno del IG.

Agrega que las magnitudes no podrían compararse con las producidas en Pedernales.

Hasta el momento no se han registrado nuevos eventos (14:00 del 21 de marzo). Aunque no se descarta que de esta misma falla puedan generarse otros temblores. Y como está dentro de la ciudad, lo percibimos con una “intensidad moderada”.