Actualidad

Explosivos decomisados en la frontera pertenecen a un grupo irregular colombiano

La Policía informó que se ejecutó la incautación de 1.000 kilogramos de explosivos y 200 minas antipersonales pertenecientes al grupo subversivo ‘Los Contadores’ de Colombia.

Explosivos decomisados en la frontera pertenecen a un grupo irregular colombiano

Nitrato de amonio, pentolita y pólvora negra —materiales explosivos con alta capacidad de destrucción— fueron encontrados en la frontera norte entre Ecuador y Colombia, este lunes 19 de agosto de 2019.

La Policía informó que se ejecutó la incautación de 1.000 kilogramos de explosivos y 200 minas antipersonales pertenecientes al grupo subversivo ‘Los Contadores’ de Colombia. Se descubrieron en canecas, tanques plásticos y enterrados en varios huecos en un sector rural del Municipio de San Andrés de Tumaco.

A través de la Unidad de Investigaciones de Delitos con Armas y en coordinación con la Unidad de Investigaciones de Delitos contra la Seguridad Pública y Terrorismo de Colombia, la Policía Judicial llevó adelante el operativo ‘Gran Victoria 35’.

Este fue parte del Plan Operativo Anual Binacional Ecuador-Colombia, comunicó el coronel Pablo León, director nacional de la Policía Judicial subrogante.

La acción policial fue catalogada como de gran relevancia porque habría permitido reducir las afectaciones contra la Policía y las Fuerzas Armadas.

¿La razón? De la información con la que cuenta la Policía, se conoció que ese habría sido el explosivo utilizado en el atentado —explosión de coche bomba— en contra del destacamento policial de San Lorenzo, Esmeraldas, ocurrido el 27 de enero de 2018.

Material similar se habría empleado también en otros nueve atentados ocurridos en esa zona. Uno de ellos, ejecutado a mediados de marzo del año pasado, concluyó con la muerte de cuatro infantes de Marina en Mataje, parroquia perteneciente al cantón San Lorenzo.

En el sector también fueron secuestrados Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, miembros del equipo periodístico de diario El Comercio, el pasado 26 de marzo de 2018. Su asesinato se produjo casi 15 días después en la vereda Los Cocos de Colombia.