Expertos: las vias de buses deben ser hechas para ello

  Actualidad

Expertos: las vias de buses deben ser hechas para ello

Coinciden en que se debe planificar y preparar las rutas que se asignarán al transporte pesado. También plantean mejorar la capa asfáltica y el drenaje.

La avenida Clemente Ballén es otra de las vías afectadas por el peso de los vehículos  que transitan por ahí y las lluvias de la presente estación. Los carros circulan con dificultad por encima de los baches y de las grietas que se han formado en la calza

Como ha publicado este Diario, las calles asignadas al paso del transporte público a través de los llamados ‘corredores viales’ evidencian un acelerado deterioro. Ante ello, este medio preguntó a expertos las posibles soluciones y medidas para reducir el daño y la frecuencia con que ocurren.

Las lluvias y el paso de más de 60 líneas de buses por ciertas vías como Esmeraldas, Aguirre, Clemente Ballén y otras de los corredores 2 y 3 han destruido las calles y causado críticas al objetivo de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) de ordenar el transporte público agrupándolo por determinadas rutas.

¿Cuáles son las opciones para ordenar el tránsito sin que se destruyan esas calles?

Plan de movilidad.

1. Félix Chunga, arquitecto y catedrático de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, es enfático en decir que lo que necesita la ciudad es un plan de movilidad: “Para eso existe la planificación de calle. No se puede designar que pasen vehículos pesados por una calle que no fue diseñada para ese tipo de carros”.

Esa planificación, que es tarea del Municipio, debe iniciarse cuanto antes, pues vienen otros proyectos como la aerovía y con ello otras rutas de buses. “Si, por ejemplo, la calle Esmeraldas va a contar con un flujo elevado de buses, denle a ella las características técnicas para que soporte ese flujo”, reitera.

Asfalto con polímero

2. Rolando Vila, ingeniero civil, director del Laboratorio de Carreteras también de la Universidad Católica, menciona que se debe hacer un estudio de la calzada y concluir qué material es el más conveniente, tanto económicamente como para resistir el tránsito y las aguas lluvias.

“Tal vez no habría que acudir a una losa de hormigón que es una medida cara económicamente”, expresa.

El investigador en asfaltos cree, más bien, que luego del estudio, podría bastar con un compuesto de mayor calidad que el que se ha venido colocando en las vías para repararlas. Sugiere incluir cemento portalnd y una mezcla asfáltica modificada con polímero (más resistentes a los factores climatológicos y al tránsito).

Según Vila, baches siempre habrá y el problema es cuando son masivos, porque -aparte de la causa principal, que son las aguas lluvias y la carga en una calzada no diseñada para tal-, si hay fallas en el diseño y en la construcción de la calzada, esta no tardará en dañarse.

“Hay que ver si el diseño fue el adecuado, si la mezcla tiene el esqueleto pétreo para que trabaje bien, si el contenido de asfalto es el adecuado y si es de calidad. A más de eso, si en medio de la construcción falla la compactación de la mezcla, si la temperatura de la mezcla se cayó, si cuando entraron a rodillar la mezcla no quedó con la densidad suficiente”, precisa.

Cuidar el drenaje

3.Las sugerencias de Carlos Mogre, presidente del Colegio de Ingenieros del Guayas, y de Antonio Gutiérrez, secretario de la institución, coinciden: hay que cuidar el drenaje de las aguas lluvias. “En el invierno, las alcantarillas se tapan y el agua estancada se filtra en el pavimento. Y es el agua el enemigo principal del asfalto”, dice Mogre. Gutiérrez añade que aparte de un drenaje en buenas condiciones, se debe tener un mejor control de la calidad del asfalto.

Tiempo adecuado.

4.Luis Betancourt, también ingeniero civil quien ha trabajo en obras públicas de municipios, sugiere realizar la reparación de baches en los tiempos adecuados. “Si se los hace cuando llueve o hay llovizna, como ahora en invierno, no resultará bien”, indica. “Se necesita para eso, días despejados con sol, con una temperatura de unos 28 grados al menos, porque la mezcla asfáltica se la vierte en caliente y así el trabajo queda bien”.

Trabajos

Más asfalto de la misma calidad

Freddy Granda, jefe de Planificación de Tránsito la ATM, indica que la posibilidad de ubicar, en las vías deterioradas, una losa de hormigón no está tan cercana. “Solicitaremos al Municipio una evaluación del pavimento para que los técnicos indiquen cuál es el material adecuado que debemos ubicar”, dice. Mientras tanto, explica, que se está reparando un tramo de la vía Esmeraldas con la misma calidad de asfalto que ya había, pero con mayor base y asfalto que antes.