Evaluacion de jueces, en revision psicologica

  Actualidad

Evaluacion de jueces, en revision psicologica

La evaluación a los administradores de justicia entra a terapia. El Consejo de la Judicatura no descarta la posibilidad de aplicar ciertos cambios en la evaluación de quienes aspiran a ser parte de la Función Judicial.

Acciones. La Fiscalía abrió dos expedientes que investigan a un juez y a una exjueza por ataque y resistencia.

La evaluación a los administradores de justicia entra a terapia. El Consejo de la Judicatura no descarta la posibilidad de aplicar ciertos cambios en la evaluación de quienes aspiran a ser parte de la Función Judicial.

Lo advirtió -ayer- Gustavo Jalkh, presidente del CJ, al asegurar que internamente se analiza el tema con psicólogos y expertos.

Las observaciones se hacen tras los casos que involucraron a un juez de Flagrancia y una exjueza de Familia de Guayaquil, quienes protagonizaron presuntos hechos de violencia que incluyeron agresiones físicas y verbales contra policías.

Si bien, Jalkh defendió la rigurosidad de los concursos de oposición y méritos mediante los cuales se selecciona a los administradores de justicia, subraya que esto “no puede predecir de ninguna forma lo que sucederá en el futuro”.

Lo que hacen los concursos (que incluye pruebas psicológicas) es garantizar, al momento de la designación, que el funcionario escogido tiene los conocimientos, la formación, los títulos académicos y determinados rasgos psicológicos requeridos para acceder al cargo, recalcó el presidente del CJ.

Pero, ¿se hace necesario que los jueces sean evaluados psicológicamente durante el ejercicio de sus funciones?

El psicólogo Jorge Escobar recuerda que en 2011, la Judicatura concertó a un grupo de su gremio para la valoración a los judiciales y la selección de los nuevos jueces.

La intención fue buena, dice, pero quedó una variable suelta. “Cada persona tiene un nivel de realidad diferente que los tests no pueden medir. En la selección tienen un nivel, pero dentro del proceso lo que técnicamente se sugiere es que cada tres, seis meses todos los administradores de justicia y los jueces en particular hagan una revisión o estén en una psicoterapia para que se reajusten”.

Hay que entender, puntualiza el experto, que los jueces son seres humanos y que tienen su realidad externa al ejercicio profesional como persona, como pareja, como padre, por lo que van a tener impactos psicológicos y necesitan un ejercicio de descarga.

“La gente cree que librar el estrés es ir a tomar unos tragos, ir a bailar. Eso es una de las formas de distraer el estrés, pero... administrar justicia es complejo, eso va a generar una carga emocional”. Como sugerencia recomienda que un psicólogo aplique el test a los jueces y otro haga la evaluación clínica en una entrevista, no menor a 45 minutos.