Estudios tecnicos para ser gerente o vendedor ambulante

  Actualidad

Estudios tecnicos para ser gerente o vendedor ambulante

Terminaron los días de pensar que para vocear un diario en la esquina o vender helado o una lotería en las calles no se requiere ir a la universidad. O ver como descabellado que una empresa pague estudios técnicos para sus proveedores.

Taller. Mayra Cedillo hace prendas para De Prati.

Terminaron los días de pensar que para vocear un diario en la esquina o vender helado o una lotería en las calles no se requiere ir a la universidad. O ver como descabellado que una empresa pague estudios técnicos para sus proveedores. En el país es una tendencia que las industrias ofrezcan incrementar el conocimiento especializado a sus colaboradores externos, ya no solo a los internos. Así lo dijo a EXPRESO Roberto Estrada, socio de Andean Ecuador - Deloitte Consulting. Explicó que actualmente las organizaciones comprenden la necesidad de contar con proveedores que sean aliados estratégicos en los diferentes servicios o productos que brinden. Desde esa perspectiva, tener un plan de desarrollo de proveedores se vuelve fundamental, porque es una forma de lograr compromiso e identificación hacia la empresa que finalmente se beneficia de lo que el colaborador externo le provee. “Mantener en el tiempo estos programas son claves para el éxito del negocio”, subrayó Estrada.

Pero, no es cualquier curso. Aunque la información se la presenta de manera sencilla y práctica, son planes de estudios elaborados y dictados por las mejores escuelas de negocios del país como son Espae, Humane o IDE, entre otras.

La academia denomina a estos programas In Company (diseñados a la medida) que apuntan a satisfacer una necesidad específica, introducir nuevos conceptos y de gestión empresarial, la meta varía.

El curso puede ir dirigido tanto para los gerentes como para los vendedores de la calle independientes, incluso para los proveedores.

Un ejemplo es De Prati, la tienda cuenta con un programa de capacitación y asesoría para proveedores a nivel nacional, con el objetivo de orientarlos en la mejora de los procesos, permitiéndoles ser competitivos a largo plazo y crecer junto a la empresa, indicó Alicia Mariño, su gerenta sénior de Compras. Agregó que cuentan con más de 300 proveedores a nivel nacional que entregan productos diversos con alta calidad como efecto de los cursos.

Cada vez son más las empresas que se suman a dar estudios especializados a sus colaboradores externos. La multinacional Unilever ha creado un programa para los heladeros de la marca Pingüino. David Balladares, gerente de Asuntos Corporativos Unilever Andina Ecuador, dijo que en Manta ya se están dando cursos que abarcan atención al cliente, finanzas, cumplimiento de ordenanzas, manejo de residuos y la afiliación voluntaria al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). El plan es extenderlo al resto del país.

Un programa parecido se lo ha dado la Junta de Beneficencia para quienes venden loterías. Pero, ¿cuál es el beneficio monetario de esta estrategia?

Para Pedro Collantes, director académico de la escuela de negocio Humane, las ventas suben en un 25 %, siempre y cuando la persona asista a todos los cursos y tenga un acompañamiento.

Pero hay un beneficio que va más allá del dinero, contar con colaboradores internos y externos que rompen paradigmas y son más proactivos, que se comprometen a colaborar con la estrategia de la empresa y resolver toda la problemática que se presenta en el día a día, manifestó el ingeniero Alejandro Ribadeneira, director general del IDE Business School, universidad de Los Hemisferios.

Aunque en este artículo se analiza el In Company que va para colaboradores externos. Bonnie Bautista, coordinadora de Proyectos de la Fundación Acción Solidaria, dijo que las empresas con responsabilidad social no solo se quedan en elevar el conocimiento de la cadena, de sus proveedores, sino que también ofrecen los cursos a personas que viven en las áreas periurbanas. Así se cumple con trabajo social, de inclusión, pero a la vez empresarial.

En el caso de De Prati mantiene un curso de costura, la persona es libre de aplicarlo como desee y donde desee, aunque hay alumnas que ahora elaboran prendas para esta tienda. Así las empresas se benefician de dar estudios técnicos ya no solo a sus colaboradores internos, sino también a los externos.