La estrategia del caracol

  Actualidad

La estrategia del caracol

La presentación de pruebas documentales de la Fiscalía entrampó el juicio. La acusación particular cree que los defensores quieren demorar la sentencia.

Diligencia. El vicepresidente sin funciones Jorge Glas durante el séptimo día de juicio por asociación ilícita.

A paso de tortuga. Así discurrió la primera parte de la presentación de pruebas documentales de la Fiscalía, en el juicio a nueve sospechosos por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

Entre los juzgados están el vicepresidente sin funciones Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y otros siete procesados por la trama de corrupción formada por la constructora en el Ecuador.

Tal fue el retraso que César Montúfar, acusador particular, llegó a expresar su preocupación porque la “revisión de la prueba documental de la Fiscalía fue aprovechada por la defensa para quemar tiempo y entrampar el juicio”. La actuación de los abogados, en especial de Franco, no pasó desapercibida. Montúfar alertó: “Es una clara estrategia dilatoria del abogado de Jorge Glas para que la sentencia se retrase”.

El acusador aseguró que además la demora buscaría la caducidad de la prisión. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) en el artículo 541 dice que la prisión preventiva no podrá exceder de seis meses, en delitos penados con cárcel de hasta cinco años. Ese plazo vence mañana para algunos acusados como Ramiro Rivera.

Pero según el fiscal Carlos Baca Mancheno, “estamos dentro de los plazos, no va a caducar la prisión preventiva de ninguno de los procesados, no vamos a permitir que se burle a la justicia”. Su confianza radica en un pedido que hizo al tribunal para sumar los 18 días que duró la recusación que Franco presentó en contra del juez Miguel Jurado. La respuesta se espera hoy.

Aunque la enunciación de pruebas del fiscal fue organizada y ágil, la congestión la formaron casi la mitad de los defensores. A su turno cada uno debía revisar cada carpeta con cientos de hojas de copias certificadas, contratos, documentos de asistencias o información de transferencias, entre otras pruebas.

Ocurrió el día sexto. Baca propuso en tres oportunidades que se le permita enunciar toda su prueba. Su última sugerencia, antes de presentar la prueba número 15, recibió la oposición de los defensores de Ramiro Carrillo y Glas.

Baca justificó que con toda la prueba ingresada cada abogado podría revisar la parte que le interesaba objetar. Pero los reparos de los defensores llevaron al juez Édgar Flores a no dar paso al pedido del fiscal.

Ante ese escenario el fiscal presentó 1.875 fojas en la prueba 15. Los jueces dispusieron las carpetas a los defensores y se retiraron solicitando que no dejen la sala. Esa prueba, igual que las 14 anteriores, fue impugnada. El sexto día se cumplió en casi 13 horas (ver cuadro) y el fiscal alcanzó a presentar 27 pruebas.

Ayer presentó los 13 documentos restantes. Él está convencido de que evidencian la culpabilidad de los enjuiciados. A los defensores les tomó más de cuatro horas analizar más de 1.500 hojas y presentar peros. Por la tarde se esperaba la prueba de la Procuraduría y de la acusación representada por Montúfar.

Ofrecimiento

Correa quiere visitar a Glas

En un encuentro con la prensa extranjera el expresidente Rafael Correa anunció que visitará al vicepresidente sin funciones Jorge Glas. La cortesía será en la cárcel o durante la audiencia del juicio por asociación ilícita que se cumple en la Corte.

Correa, quien dijo que tiene una agenda muy compleja, ofreció sacar tiempo para visitar a Glas.

Procuraduría acusa a Pólit

La Procuraduría, representada por Carlos Jurado, presentó una segunda acusación particular en el caso Odebrecht.

En esta ocasión fue en contra del excontralor Carlos Pólit y su hijo Jhon Pólit. Ambos forman parte de los investigados por el delito de concusión.

El documento fue ingresado antes de las 09:00 ante el juez nacional Luis Enríquez, en la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

En su escrito Jurado fundamenta su acusación en la condición de representante del Estado como víctima de un delito cometido en contra de la administración pública.

La investigación en contra del excontralor, quien se encuentra en Miami, Estados Unidos, desde el 25 de mayo pasado, inició el 5 de agosto.

Antes la Procuraduría presentó acusación particular para los 18 procesados por asociación ilícita, entre ellos el vicepresidente Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera.

La oficialidad del viaje de Rivera a China entra a debate en el juicio

Montúfar pide al fiscal que incorpore a Correa a la investigación

Ricardo Rivera viajó a China en 2010 como delegado del exministro de Sectores Estratégicos Jorge Glas. Lo ratificó ayer desde La Florida en Estados Unidos, Diego Vallejo, exconsultor contratado en el Ministerio del Interior y del Ministerio de Justicia.

Vallejo le dijo al tribunal que inició las verificaciones por una denuncia que señalaba que la empresa China Génesis envió una invitación a Glas y en su lugar habría viajado Rivera.

El acusador particular César Montúfar señaló que lo dicho por Vallejo demuestra la relación cercana más allá de lo familiar. El mes pasado Vallejo dijo a EXPRESO que la investigación no prosperó a pesar de haberse puesto en conocimiento de la Secretaría de Transparencia, la Presidencia y la Senain.

Aníbal Quinde, defensor de Rivera, insistió en que el viaje de su cliente fue privado. Mientras que la defensa de Glas descalificó lo dicho por Vallejo. Reiteró que ni la Fiscalía ni la acusación han probado que su cliente haya recibido dinero.

Además, Montúfar pidió ayer al fiscal Carlos Baca que incorpore al expresidente Rafael Correa a la investigación previa abierta para investigar a Rivera y Glas por cohecho. También solicitó que el fiscal requiera a la Corte una audiencia para que se dicte la prohibición de salida del país de Correa.