Ricardo Koenig, el hombre que sirve para poder vivir

  Actualidad

Ricardo Koenig, el hombre que sirve para poder vivir

EXPRESO recoge en esta entrega perfiles de ciudadanos destacados que, desde sus campos de acción, han procurado ayudar al país.

Ricardo Koenig preside la Sociedad Protectora de la Infancia.
Ricardo Koenig preside la Sociedad Protectora de la Infancia.Cortesía.

Más de 30 años como rotario y una vida intachable como altruista. Ricardo Koenig es el presidente de la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia desde 2011 y tiene una vida marcada por la ayuda a otros.

fiesta

La alegría de celebrar la vida y la solidaridad

Leer más

Su trabajo con grupos pandilleros en 2005 marcó su existencia, en la que dice haber entendido que “uno debe prepararse para servir”.

“Para tener resultados cuantificables, para sentir que de verdad hay un cambio tangible, es preciso prepararse”, insiste este empresario de nacionalidad argentina, pero residente en Guayaquil hace décadas.

Sobre esa experiencia con grupos violentos, afirma que le permitió conocer un mundo que estaba a su alrededor y que le había sido invisible hasta cuando lo palpó.

Está satisfecho. “Uno siente que hizo lo correcto cuando pudimos notar que la guerra en las calles había parado”, explica, aunque lamenta la situación actual.

Al frente de la Sociedad Protectora de la Infancia ha forjado cambios significativos. “Hallamos una institución destruida, pero pudimos y hemos podido cambiar vidas de cientos de menores”, sostiene orgulloso.

Un año después de hacerse de la presidencia, trajo una misión de médicos para operar a niños por distintas causas. En 2019, ya fueron 12, logrando atender, a la fecha a 3.800 niños del país.

“Cuando uno sirve a los que no tienen, se siente muy bien. Es una forma de devolverles la dignidad a las personas más vulnerables”, describe sobre la labor que hace.