Una escultora transforma el chocolate en obras de arte

  Actualidad

Una escultora transforma el chocolate en obras de arte

Su suave aroma trasladó, a las cientos de personas visitantes de la planta baja del museo Cancebí de Manta, a las más remotas montañas manabitas o al recuerdo de que el cacao fue una de las primeras fuentes de ingreso que activó la economía de esta ciu

Cultura. Cerca de 50 kilos de chocolate se utilizó en la Balsa Manteña, otra representación de una de las culturas de este territorio.

Su suave aroma trasladó, a las cientos de personas visitantes de la planta baja del museo Cancebí de Manta, a las más remotas montañas manabitas o al recuerdo de que el cacao fue una de las primeras fuentes de ingreso que activó la economía de esta ciudad, con una exhibición de esculturas hechas de chocolate de las edificaciones y monumentos ancestrales que datan de cientos de años.

Como parte de la programación por el mes del arte y la cultura, por primera vez en la ciudad de Manta, se realizó una exhibición de esculturas hechas de chocolates y de las figuras históricas más representativas de la ciudad. La artista manabita y residente en Guayaquil, Corina García, fue quien realizó estas imágenes de La Silla Manteña, Monumento al Pescador, Balsa Manteña y la Casona histórica Cancebí.

Es la tercera vez que esta dama realiza estas esculturas en chocolate, primero fue Cuenca, luego Guayaquil y ahora Manta. Para la elaboración de las mismas utilizó más de 100 kilos de chocolate y demoró un mes y medio.

“El chocolate encanta, fascina y su aroma envuelve y traslada porque es parte de la historia del Ecuador. Hacer estas figuras es demostrar lo que fuimos y lo que somos. El Monumento al Pescador es la representación de nuestro cholo trabajador, identidad nuestra. La Silla Manteña y La Balsa que van cogidas de la mano con la historia ancestral de estos pueblos”, indicó García.

Corina García agregó que antes de realizar estas esculturas tuvo que investigar profundamente la historia y representación de cada una de ellas, donde pudo conocer parte de los 1.500 años de historia prehispánica que tiene Manta.

El escritor, historiador y excatedrático universitario, Joselias Sánchez Ramos, en uno de sus libros denominado ‘Manta 1.500 años de vida histórica’, cita: “Manta tiene un antecedente de liderazgo cultural y económico prehispánico. Este liderazgo cultural y económico se inserta vigorosamente en el devenir histórico de la región para contribuir a la formación de la identidad cultural manabita”.

Ana Alema Aralla, de nacionalidad chilena y residente en Ecuador por más de 25 años, escultora e investigadora en temas de cacao y chocolates, dice: “Las esculturas de chocolate son parte de lo que impulsa a toda esta gente que ama el cultivo del cacao y sus derivados. Corina inició una idea, un sueño de hacer cultura, y en el mundo hay mucho arte con esta delicia. Con esto Corina le dio un toque particular nacional, sacando a relucir lo más importante de la cultura y la historia de la ciudad que tiene que ver con el chocolate y el amor hacia lo nuestro”, finalizó Ana Alema.

Margarita Mejía de Kaviedes, educadora y conocedora de la historia mantense, quien participó en el evento, agregó que parte de la economía del Manta antiguo se debe a la exportación del cacao, tagua, sombrero de paja toquilla y café. “Estas figuras son una mezcla de historia y grandeza, en esta ciudad se encontraban las grandes exportadoras y bodegas de cacao, café y otros productos. El cholo era el que llevaba esas cargas desde los campos manabitas a estos reservorios, donde después de un tiempo se exportaba a Estados Unidos y Europa; por eso esto es parte de la historia y riqueza de Manta”, indicó la dama. (F)