Escolares se suman a campana solidaria

  Actualidad

Escolares se suman a campana solidaria

Los estudiantes del preescolar (3, 4 y 5 años) de la Unidad Educativa Delta trabajan hace tres meses en un proyecto solidario que tiene como objetivo ayudar a la construcción de viviendas para los habitantes de Pedernales (Manabí).

Tarea. La directora del preescolar lee un cuento a los estudiantes.

Los estudiantes del preescolar (3, 4 y 5 años) de la Unidad Educativa Delta trabajan hace tres meses en un proyecto solidario que tiene como objetivo ayudar a la construcción de viviendas para los habitantes de Pedernales (Manabí), damnificados por el terremoto del pasado 16 de abril.

Este proyecto forma parte del programa ‘Aquí cambiamos el mundo’, que la entidad lo ejecuta desde 2013 con ejes diferentes: gratitud y valentía.

Este año el tema es la solidaridad y el elemento motivador es el cuento ‘Toctoc necesita ayuda’, escrito por María Gabriela Ottati de Castillo, directora del preescolar, exclusivamente para esta tarea.

‘Toctoc’ es un pájaro carpintero (oriundo de Manabí) que visita al grillo ‘Tito’ (personaje conocido por los alumnos) para contarle que un terremoto destruyó muchas casas de su pueblo y que se necesitaba recursos para levantar las viviendas. ‘Tito’ le dice a ‘Toctoc’ que no se preocupe porque conoce a niños que lo van a ayudar.

El cuento fue leído a los estudiantes del preescolar y estos captaron la idea. Enseguida se pusieron a trabajar en actividades que les produzcan ingresos económicos para apoyar con la construcción de las casas.

La meta es conseguir que cada niño (con su trabajo y ahorro) pueda contribuir con 20 dólares para recaudar hasta septiembre 9.000 dólares para ayudar a los damnificados.

Hasta ahora, las autoridades del Delta han recibido el apoyo de las más de 80 familias que han enviado las fotos de lo que los pequeños han hecho para recaudar el dinero.

Amelie Cereijo, por ejemplo, elaboró adornos con caracoles para venderlos; Andrés Kozhaya e Isabella Pastor prepararon galletas solidarias para ofertarlas entre sus familias; mientras que Alessia Lantermo lava carros en su tiempo libre.

Algunos estudiantes han ofrecido shows artísticos a su familia, han vendido cosas en el parque y hasta han reciclado y vendido botellas, etc.

La directora del preescolar dice estar satisfecha con este programa, donde los niños han ido asimilando lo que se les enseña y cómo lo han ido aplicando en su vida cotidiana. Asimismo, agradece la colaboración de los padres que apoyan el fortalecimiento de los valores de sus hijos. MTM