Escaleras fijas, algo mas que una simple estructura de paso

  Actualidad

Escaleras fijas, algo mas que una simple estructura de paso

Cuando te mudas a una nueva vivienda o te quedas en casa de alguien, tú esperarías alguna incomodidad con el espacio de la habitación o con la altura de la regadera... ¿pero con la escalera?

Escaleras fijas, algo más que una simple estructura de paso

Cuando te mudas a una nueva vivienda o te quedas en casa de alguien, tú esperarías alguna incomodidad con el espacio de la habitación o con la altura de la regadera... ¿pero con la escalera?

Un tanto extraño, pero le ocurrió a los esposos Joel y Elena de Peña. Al comprar una villa de dos plantas en un programa habitacional modesto en el norte de la ciudad, nunca pensaron que al subir hacia la planta alta debían agacharse para no golpear sus cabezas.

La escalera es una estructura diseñada para enlazar dos niveles a diferentes alturas (plantas). Desde la antigüedad, el hombre la ha considerado un elemento arquitectónico indispensable. Su uso fue esencial en cabañas sobre pilares o estacas y hasta en las grandes pirámides mayas escalonadas.

Hoy que existen muchas alternativas de accesibilidad entre los distintos niveles de una edificación (rampas, ascensores, escaleras electromecánicas), la escalera fija sigue teniendo enorme importancia en toda construcción. Pero la poca altura entre cada peldaño y el correspondiente tramo de techo, no es el único defecto que solemos encontrar en ellas.

Especialmente en viviendas y locales comerciales donde el ahorro de espacio ha sido el factor preponderante de la edificación, muchas graderías suelen construirse sin las más mínimas normas de seguridad y comodidad para los usuarios. Es muy común, por ejemplo, hallar escaleras de caracol en las que no se consideró un diámetro mínimo de 150 cm al construirlas y que, por tanto, provocan vértigo y mareos.

Miguel Iturralde, arquitecto especialista en planificación de proyectos inmobiliarios y urbanísticos, afirma que actualmente el tema del ahorro se sobrepone a la parte estética y de seguridad en la construcción y, en ese sentido, a las escaleras se les da espacios más reducidos y eso significa desarrollarlas en abanico en ciertos tramos “y eso es peligroso porque produce muchos accidentes”.

No se recomiendan escaleras o escalones en abanico, pero las siguen construyendo así para ganar espacio y es un concepto equivocado, acota el técnico.

Según la norma ecuatoriana NTE INEN 2249, que establece las dimensiones mínimas y las características generales que deben cumplir las escaleras en las edificaciones, estas deben tener un ancho mínimo de 120 cm y todas las contrahuellas (parte vertical del peldaño, por oposición a la huella, que es la zona del escalón que se pisa), una altura menor o igual a 15 cm. La dimensión mínima de la huella debe ser de 26 cm. No obstante, en muchos sitios el mal diseño o el ahorro de materiales se sobreponen a estos estándares.

Tras resaltar que las escaleras tienen gran destaque en los espacios donde son construidas, el arquitecto guayaquileño Andrés Seminario explica que si bien hay normas que respetar al construirlas, para él lo ideal es que tengan huellas de 30 cm o más y que la contrahuella no sea tan alta, “para una cómoda subida y bajada”.

Una gama de formas y materiales hacen hoy de la escalera el centro de atención dentro de las viviendas y edificios. La arquitecta e interiorista Ana María Béjar dice que se puede usar tablones de madera natural, mármol; iluminación indirecta en los escalones; pasamanos en metal, madera o vidrio; y diseño de pared con texturas en relieve, espejos o papel tapiz.

“Si buscan un diseño ecléctico, una idea elegante y moderna es la combinación de una pared ‘boiserie’ blanca o gris, instalando molduras en forma de recuadros que simulan una pared de madera y un pasamanos de vidrio templado”, indica.

Escaleras mecánicas

Una experiencia estimulante

Dentro de los sistemas electromecánicos de circulación vertical, las escaleras mecánicas son una de las soluciones innovadoras de transporte que han ayudado a mejorar la calidad de vida de la gente.

Mitsubishi Electric, uno de los principales fabricantes de ascensores y escaleras mecánicas en el mundo desde la década de 1930, dice que basa su reputación “en la creación de innovaciones revolucionarias, gracias a las cuales los desplazamientos resultan más cómodos, seguros y hasta estimulantes”.

Estos fabricantes, cuyos productos están presentes en muchos edificios modernos del Ecuador, con productos como la escalera mecánica en espiral, aseguran que estas y sus ascensores han abierto un mundo de posibilidades nuevas en el diseño del espacio público.

La creación de estas experiencias de desplazamiento “punto a punto” ofrece hoy diferentes opciones de revestimientos, paneles de balaustrada, iluminaciones... con el objetivo de lograr la máxima integración posible con el entorno arquitectónico.

Las escaleras mecánicas son muy comunes en centros comerciales, aeropuertos y supermercados, y pueden equiparse con dispositivos específicos para adaptar su uso con carros de compra o equipaje. También pueden ser adaptadas a la intemperie y exteriores cubiertos.