Errores en el COS

  Actualidad

Errores en el COS

Existen asambleístas que con entusiasmo y buena voluntad elaboran proyectos de ley; desafortunadamente, muchos de ellos ignoran aspectos relacionados con la temática a tratar, por lo que introducen errores, como en los artículos 263, 264 y 265 del COS.

Art. 263.- Sucedáneos de leche materna, es un absurdo y un contrasentido total, toda vez que el término sucedáneo implica la existencia de algo que “por tener propiedades parecidas a las de otra, puede reemplazarla”.

Inadmisible que la legislatura considere a la leche de vaca como una sucedánea de la leche materna. No detallaré todas las diferencias que existen entre una y otra, con el agravante de que en la de vaca hay antígenos heterólogos que no afectando al cuadrúpedo, pueden ser funestos para el ser humano, quien podrá desarrollar trastornos al momento de ingerirla y posteriormente a lo largo de su vida; por otra parte, la leche humana es la única que posee los fosfogalactolípidos que sirven para el desarrollo cualitativo del cerebro humano, ausentes en otras leches.

En la Asamblea se ignoran criterios como los expresados por la Sociedad Internacional de Alimentación Infantil, que prohibió el uso del término sucedáneo para definir a las leches para infantes, denominadas antiguamente como “maternizadas”; es decir, “sucedáneas de la leche materna”, debiendo señalarse en el envase que se trata de leches de vaca artificialmente modificadas para la alimentación infantil.

¿Han visto un gato con cólico?, ¿un perro estreñido?, ¿un marrano con pañalitis?, ¿un elefante con regurgitación? Definitivamente NO. Estos trastornos se deben a que la leche de tarro, siendo de vaca, requiere de 4 estómagos para ser digerida y el humano solo tiene uno, a diferencia del ternero. Por otra parte, su composición agresiva favorece la presencia de tales trastornos.

El MSP deberá emprender una acción a favor de los niños ecuatorianos, obligando a los comercializadores de todas las leches que se expenden para alimentación infantil, a colocar en el envase una etiqueta adhesiva que rece: “Producto elaborado con leche de vaca”.

Y sigo andando...