El encuentro Chiriboga-Glas deja desconcierto

  Actualidad

El encuentro Chiriboga-Glas deja desconcierto

Nadie entiende aún. La comparecencia del vicepresidente y candidato Jorge Glas a la Fiscalía General del Estado para pedir que investiguen a quienes lo investigan se resume en el tablero político con la etiqueta de “desconcierto”.

La cita con el fiscal Galo Chiriboga, ante la prensa impedida de preguntar, terminó con muchas fotos y ninguna concreción: qué se investigará, a quién en específico, por qué.

Nadie entiende aún. La comparecencia del vicepresidente y candidato Jorge Glas a la Fiscalía General del Estado para pedir que investiguen a quienes lo investigan se resume en el tablero político con la etiqueta de “desconcierto”. La cita con el fiscal Galo Chiriboga, ante la prensa impedida de preguntar, terminó con muchas fotos y ninguna concreción: qué se investigará, a quién en específico, por qué.

De momento, lo único claro es que el vicepresidente atajó el discurso de la corrupción que lo ha mantenido acorralado. Y se hizo fotos.

“La foto también se la podrían haber hecho con las esposas puestas, después de todo es el principal sospechoso de cuanto caso de corrupción hay en el país”, refuta Diego Salgado, asambleísta de CREO y una de las firmas que llevó el nombre de Glas a la Fiscalía, semanas atrás.

A criterio de Salgado, la estrategia del vicepresidente ha sido dar un mensaje a los denunciantes. “Y lo hace con la complicidad del mismísimo fiscal y excompañero de Gabinete, Galo Chiriboga”, apunta.

Esa visión, de un sainete en respuesta a la presión, es ampliamente compartida por los sectores de oposición, con especial énfasis en los que concurrieron antes a la Fiscalía.

De las muchas veces que el nombre de Jorge Glas ha sido citado ante el ministerio público, ninguna ha tenido tanta contundencia como la protagonizada, la semana pasada, por el líder de Concertación César Montúfar, quien oficializó una denuncia por peculado contra el vicepresidente.

Es la primera denuncia formal por este delito imprescriptible contra Glas. Y Montúfar cree que “Glas deberá regresar a la Fiscalía”, pero no para ruedas de prensa sino para rendir versiones.

En la misma línea, desde el PSC hasta Pachakutik, la oposición se enreda en el sinsentido de una visita a la Fiscalía, a las puertas de una nueva fase de campaña electoral.