Los empresarios escriben su carta a los candidatos

  Actualidad

Los empresarios escriben su carta a los candidatos

No es plan de Gobierno ni declaración de principios. Con esta aclaración, los empresarios proponen hoy al país la hoja de ruta que, consideran, debería ser aplicada desde mayo de 2017 para enfrentar la crisis.

Los empresarios proponen una hoja de ruta aplicable para el próximo mayo de 2017.

No es plan de Gobierno ni declaración de principios. Con esta aclaración, los empresarios proponen hoy al país la hoja de ruta que, consideran, debería ser aplicada desde mayo de 2017 para enfrentar la crisis.

La propuesta se llama Consenso Ecuador. Es impulsada por las cámaras de Comercio de Quito y Guayaquil y por la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador.

¿Qué buscan? Que el país cuente con reglas políticas, sociales y económicas claras. Ellos consideran que, sin importar quién llegue a la presidencia de la República, tendrá que aplicar medidas de fondo y de forma.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, cree que el país afrontará, por no menos de dos años, dificultades de tipo económico, antes de empezar a mejorar sus cifras, siempre y cuando haya un cambio en la política económica.

“En esos procesos siempre los más afectados son los más pobres. A ellos, por ejemplo, hay que garantizar un ingreso. Además, se debe focalizar los subsidios para que los beneficiarios sean quienes en realidad los necesitan”, dijo el empresario a EXPRESO.

Los temas económicos no son los únicos que se abordan en el documento propuesto por las Cámaras. También se plantean cambios a la institucionalidad del Estado y una recuperación de la libertad de expresión e información.

Este último punto fue desarrollado por el periodista y analista político Lolo Echeverría. Él calificó al documento como un insumo básico para empezar a debatir con todos los sectores de la sociedad.

“La libertad de información garantiza que la gente cuente con una información correcta para hacer planificaciones, emprender iniciativas y, de esta forma, hacer frente a la crisis que atraviesa el país”, explicó a este Diario.

¿Por qué no se propuso antes? Alarcón asegura que estas iniciativas no son nuevas y se han planteado a los funcionarios del régimen en repetidas ocasiones. “Pero hay un tema ideológico, un apasionamiento que se ha convertido en una traba y que impide al Gobierno escuchar estas propuestas”, puntualizó.