Emelec cae ante Olmedo en Riobamba

  Actualidad

Emelec cae ante Olmedo en Riobamba

Olmedo se impuso sin problemas al Bombillo. Los azules se salvaron de la goleada y siguen fuera de la zona de los playoffs.

Impotencia. El gesto de Brayan Angulo (19) lo dice todo. El goleador no está siendo bien abastecido. Emelec hizo un gran esfuerzo para potenciar su plantilla, pero hasta el momento los refuerzos no muestran un buen nivel.

Tres entrenadores han pasado por Emelec en apenas 12 fechas de la LigaPro y, aunque alguna mejoría se aprecia, los azules siguen cometiendo los mismos errores. Ayer perdieron 3-1 en su visita al Olmedo de Riobamba y están afuera de la zona de clasificación a los playoffs.

El debut del español Ismael Rescalvo mostró algunas cosas interesantes, como la clara intención de ir siempre en búsqueda del arco rival y cambios con aspiraciones ofensivas, pero con jugadores que están muy lejos de su mejor nivel.

El Ciclón marcó tres goles y de no mediar las buenas actuación del golero Esteban Dreer, la mala puntería de los delanteros locales e incluso una dosis de buena suerte -un balón estrellado en el horizontal-, la diferencia en el marcador pudo haber sido mucho mayor.

No pasó mucho tiempo para que Olmedo entienda que la fiera podía ser dominada. Le cortó los circuitos de salida en la primera línea de volantes, aprovechó la poca aplicación de Fernando Guerrero a la hora de apoyar a su lateral y no le dio espacios de maniobra a Hólger Matamoros. Lo demás fue cuestión de tiempo.

Un potente disparo de William Cevallos abrió el marcador y le permitió a los locales manejar el ritmo del partido, mientras que la visita poco a poco fue cayendo en la desesperación.

Brayan Angulo naufragaba, esperando en vano que Guerrero y Romario Caicedo lo alimenten desde las bandas o que Matamoros filtre algún buen pase por el carril central.

El segundo gol, obra de Marcos Romero, sumergió a los eléctricos en el caos, mientras Rescalvo buscaba en la banca alguna fórmula de solución. Primero lo intentó con Brayan Cabezas, luego con Daniel Angulo y finalmente con Joao Rojas. Ninguno de ellos sirvió.

Brayan Angulo dio una pequeña esperanza que Juan Orlando se encargó de liquidar.

Emelec navega en mares turbulentos y Rescalvo deberá trabajar muy fuerte para imponerse en un camerino bravo, que por ahora se niega a ceder su cuota de poder. MGD