Eliseo Azuero es uno de cinco llamados a juicio en el caso hospital de Pedernales

  Actualidad

Eliseo Azuero es uno de cinco llamados a juicio en el caso hospital de Pedernales

El juez Marco Rodríguez anunció su resolución este jueves 19 de noviembre. El juicio para Azuero y Jorge Jalil se suspende porque están prófugos

MARCO RODRÍGUEZ
Diligencia. El juez Marco Rodríguez anunció la resolución para siete procesados por el caso de delincuencia organizadaCortesía

El exasambleísta Eliseo Azuero es uno de cinco llamados a juicio por el presunto delito de delincuencia organizada en el caso de la fallida construcción del hospital de Pedernales, en Manabí. La resolución se anunció este jueves 19 de noviembre pasadas las 09:00 en la Corte Nacional de Justicia. Además de Azuero fue llamado a juicio Jorge Jalil.

El juez consideró los elementos expuestos por la Fiscalía en la audiencia y que han desvirtuado que el procesado Daniel Mendoza haya sido el único líder de la organización delincuencial en el caso del hospital de Pedernales sino que ambos, Azuero y Mendoza, estuvieron al mando.

Para dos procesados hubo auto de sobreseimiento por falta de elementos suficientes. Rodríguez señaló que con los elementos presentados por la Fiscalía no se justificó la participación dentro de la estructura, no se comprobó el dolo y su actuación en el caso fue circunstancial.

El exlegislador Azuero fue involucrado por Daniel Mendoza, uno de los ocho procesados que admitió su responsabilidad y se sometió a un juicio abreviado junto con otras siete personas que fueron sentenciados a penas que van de entre 50 y 34 meses de cárcel.

En su testimonio anticipado, antes que concluya la instrucción fiscal, Mendoza contó al juez nacional Marco Rodríguez que para recoger recursos económicos y buscar proyectos de generación de empleo en Manabí, estableció un contacto con el exlegislador Azuero quien tenía a una persona de confianza en el Secob, su director René Tamayo.

jorge luis ortega

La Fiscalía pide 50 meses de cárcel para Daniel Mendoza por delincuencia organizada

Leer más

Dijo que Franklin Calderón hizo contacto con su exasesor Jean Benavides con un pedido de llegar hasta donde Azuero y participar en la construcción del hospital por medio de Tamayo.

Relató al juez que el dinero que fue encontrado a su exasesor provenía de unos cheques que Azuero le solicitó ayuda para cobrar. Eran parte del anticipo del contrato para la construcción del hospital. Eran 10 cheques por 400.000 dólares a razón de de 40.000 por cada uno. De ellos, solo dos se hicieron efectivos antes de la detención de su exasesor. Azuero negó las implicaciones.

Para Azuero y Jalil se suspendió la etapa de juzgamiento porque ambos están prófugos. El juez dispuso que se oficie al comandante de la Policía y al jefe de la Policía Judicial para su captura.

La Fiscalía investigó a 19 sospechosos del delito. Ocho ya fueron sentenciados mediante juicio abreviado y cuatro han sido sobreseídos. Dos porque no tuvieron acusación fiscal y dos porque no hubo elementos de convicción suficientes.