Por que un elefante marino llego a la orilla de Puerto Hondo

  Actualidad

Por que un elefante marino llego a la orilla de Puerto Hondo

Un biólogo explica el evento inusual que maravilló ayer a esa población de vía a la costa.

Un biólogo explica el evento inusual que maravilló ayer a esa población de vía a la costa.

Ayer en la ribera del balneario Puerto Hondo, situado en el kilómetro 17 de la vía a la costa, un elefante marino de tres metros sorprendió a la población. El animal llegó a la arena a las 08:30 y descansó en ella por varios minutos. Las personas acudieron a él para tomarle fotografías y filmar videos.

Luego de que personal de guardianía de esa reserva natural alarmara del extraño hecho, trabajadores del Ministerio de Ambiente llegaron a auxiliar a la criatura que regresó al agua cuando la marea empezó a descender.

Era la primera vez, según los pobladores, que un elefante marino llegaba a las orilla de Puerto Hondo. ¿Por qué ahora?

Lee también: Elefante marino aparece en un balneario de Guayaquil

El biólogo Fernando Félix explica a EXTRA que los elefantes marinos llegan a tierra por periodos cortos por dos razones: reproducción (en septiembre) y mutación de pelaje (en noviembre). Sin embargo explica que el proceso natural que estas criaturas cumplen en este mes no se da a orillas como las de Puerto Hondo, por lo que la visita de ayer fue bastante inusual.

Félix cree, por la magnitud de la criatura marina, que se trató de una que venía del sur, desde aguas chilenas, ya que los elefantes marinos del norte, explica, son más pequeños. Menciona además que no es la primera vez que un caso de “elefantes marinos del sur perdidos o vagabundos se da en la en la costa norte de Sudamérica y Centroamérica”. El año pasado ocurrió un caso similar en costas de Panamá.

Lee también: Elefante marino habría pasado del Guayas a Los Ríos

“Es un viaje bastante largo y no es lo habitual. Llegó probablemente porque fue arrastrado por la corriente de Humboldt”, concluye.

En un estudio realizado por el experto y entregado al Instituto Oceanográfico de la Armada en Guayaquil, Felix explica que estas sorpresivas visitas están relacionadas con anomalías térmicas causadas por el fenómeno El Niño – Oscilación del Sur (ENSO), particularmente con su fase fría (La Niña).

“Cambios ambientales bruscos provocados por el ENSO tienen un impacto sobre la ecología reproductiva y alimentaria de los elefantes marinos, lo que provocaría en algunos casos desplazamientos extensos fuera de sus zonas normales de distribución”, detalla el documento.

Pero ¿qué tan peligroso es para los elefantes marinos llegar a estas tierras?

El biólogo advierte que los elefantes marinos son altamente susceptibles al estrés térmico cuando están en tierra, pues tienen dificultades para eliminar el exceso de calor debido a su gruesa capa de grasa subcutánea. Ese estrés térmico puede llevarlos a la deshidratación por elevación de la temperatura corporal y por pérdida de agua a través de la respiración y con mayor razón en un clima tropical como el de Ecuador al que no está acostumbrado.

Lee también: ¡Elefante marino fue rescatado y trasladado a Posorja!

¿Y hay peligo para los curiosos?

Es necesario que la autoridad ambiental incorporen a su gestión protocolos o planes de contingencia para una intervención eficiente, señala. Es que en otros casos sucitados en poblaciones del Guayas entre los tres últimos años se ha dejado en evidencia la deficiencia, por desconocimiento, de pobladores para auxiliar a los animales marinos varados o perdidos, poniendo en riesgos sus propias vidas y la del animal. “Porque manipular a animales silvestres como ese es altamente peligroso”, precisa. Es así que Félix recomienda:

-Que la autoridad ambiental incorpore a su gestión protocolos o planes de contingencia para una intervención eficiente.

-Mejorar la coordinación interinstitucional para atender futuros casos de este tipo, creando un mecanismo de respuesta con roles específicos según la competencia y experiencia de las personas asignadas al evento

-Evaluar la necesidad de intervenir según las condiciones del momento bajo la premisa de actuar si la vida del animal o de la población local corre peligro.

-Proporcionar información precisa y en tiempo real a los medios y al público en general para bajar la presión mediática y tomar las decisiones con serenidad.

html