Actualidad

Elecciones en Ecuador: pocas zonas gozaron de menos tráfico vehicular que en otros comicios

Conductores de vehículos y de taxis también se mostraron satisfechos por la disposición de prohibir el comercio informal

trafico
Una de los puntos a resaltar en esta jornada es que el tránsito de automotores fue más fluido.MIGUEL CANALES

La circulación vehicular en las calles, sin mayores problemas y solo con ciertos trancones en las áreas de recinto electoral cerradas al paso por seguridad de los votantes, es uno de los puntos a destacar en esta jornada de elecciones 2021.

En Quito se registraron largas filas en el Registro Civil.

13.851 ciudadanos obtuvieron su cédula durante el día de elecciones

Leer más

Calles como la 17, la 25, la 29 y la 38, en el suroeste de Guayaquil, que comúnmente en época de elecciones estaban tomadas sus veredas y parte de la vía por comerciantes informales, en especial la venta de comida, de ropa, zapatillas e infinidad de productos, esta vez lucieron despejadas.

Igual ocurrió con parte de la zona céntrica y el norte de la urbe. La movilización de buses urbanos fue más fluida, aunque no faltaron quienes trataron de aprovechar las calles vacías para, tapiñándose de las autoridades, colocar pequeñas carpas con productos para la venta a quienes necesitaban plumas, alcohol o se habían olvidado de las mascarillas.

Rolando León se quedó gratamente sorprendido por la facilidad en que en su auto movilizó a su esposa, su mamá, su hermana para llevarlas a sufragar. A la primera le tocó en la escuela Carlos Julio Arosemena, de la parroquia Letamendi. Llegar hasta el sitio, en Guerrero Valenzuela entre san Martín y Letamendi no le llevó más de 8 minutos. “Otros años me tocaba hacer recovecos porque encontraba calles bloqueadas por comerciantes de comida y no tenía ni dónde estacionar. Esta vez fue facilito. Ojalá sea siempre así en elecciones y no permitan a los informales que caotizan el tránsito”, sentenció.

Los otros viajes con su mamá y su hermana, a la escuela ubicada en las calles 23 y San Martín, y el suyo mismo, a la Unidad Educativa Juan Emilio Murillo, en la 42 entre la L y la M, atrás de lo que antes se conocía como el Batallón del Suburbio (donde operará la estación de la Metrovía), fueron igual de fáciles.

Agustín Flores y Marcia Anzules se bajaron de un bus en la misma zona del viejo batallón. “Oiga, qué alegría no encontrarme con tantos vendedores. Uno viene a votar y cumplir con la patria, no a comer. Con el pretexto de trabajar, esos comerciantes crean caos, se toman las calles y hasta ahí mismo en medio de tanta gente se mezclan los pillos. Hoy todo se está más fluido en el tráfico vehicular”, aseguró.

En las parroquias rurales se registraron aglomeraciones para votar.

El CNE dispone que los recintos abran sus puertas y se eliminen las filas de espera

Leer más

Conductores de vehículos y de taxis también se mostraron satisfechos por la disposición de prohibir el comercio informal cerca de recintos electorales. Germán Torres, taxista, aseguró que “antes era un caos, los comerciantes y vendedores de calles se tomaban calles y veredas, no dejaban espacio para circular ni para el parqueo. Incluso había más riesgos de chocar o golpear o atropellar a alguien. Hoy todo lució más despejado, mucho mejor”.