Actualidad

Un voto informado es lo ideal, pero difícil

Hoy inicia la campaña electoral. Será una atípica por las restricciones y un despliegue en redes sociales de solo lo que los candidatos quieren mostrar

voto
El voto, de acuerdo a lo que dicta la Constitución, es obligatorio. ARCHIVO / EXPRESO

Inicia la búsqueda de los votos. Los candidatos saldrán desde hoy, oficialmente, a ganarse las voluntades para alzarse con alguno de los cargos en disputa el próximo 7 de febrero. Pero será una campaña atípica por las restricciones en el marco de la pandemia que la limitan y la alejan del ciudadano; mientras que en las redes sociales, otra plataforma de promoción electoral más accesible sin el peligro del contagio, los aspirantes muestran lo que quieren mostrar.

Screenshot_20201230-111657_Zoom

Abdalá Bucaram permanecerá bajo arresto domiciliario al inicio de la campaña electoral

Leer más

En ese contexto, el votante indeciso se ve, ahora más que en otras ocasiones, obligado a buscar información si su deseo es ejercer un voto informado. Con o sin pandemia, a criterio de varios expertos consultados por EXPRESO, lo ideal sería que en estos 36 días de campaña el ciudadano se informe antes de decidir por quién votar, pero es complicado no solo porque la teoría reza que el voto se inclina más a lo emotivo que lo racional, sino porque es difícil acceder a información de todos los candidatos.

Daniel González, experto en temas electorales, considera que desde el Estado no existen vías de acceso libre para información digerida sobre, por ejemplo, las hojas de vida de los candidatos, si tienen o no cuentas pendientes con la justicia, en cuántas organizaciones políticas ha militado en otros datos. Por ello, destaca los esfuerzos que desde la sociedad civil se realizan para condensar información de acceso libre para los votantes. “Este es un reto para el Consejo Electoral, y más en tiempo de pandemia, debería colgar en su página web toda la información de las elecciones y que solicitan a los candidatos”.

La mayoría de comunicadores políticos dicen que el voto es más emotivo que consciente. Hay que seguir trabajando en virtud de que en el país tengamos un voto consciente.

Daniel González, analista electoral.

Una de esas organizaciones civiles es la Fundación Ciudadanía y Desarrollo. Su director ejecutivo, Mauricio Alarcón, considera que el peso de una bandera política suele inclinar la balanza al momento de votar, pero el factor de revisar planes de trabajo, propuestas y hojas de vida puede hacer que el ciudadano se decante por otra candidatura de la que creía inicialmente. Hay un pero. “El acceso a esta información no es tan simple. En el portal web del CNE, la información está mezclada entre muchos otros documentos del proceso electoral. Por ello es fundamental que desde la sociedad civil llevemos a cabo iniciativas que entregue esa información más digerida. En eso trabajamos”.

Es difícil elegir a un buen candidato más aún cuando no hay un escrutinio exhaustivo en cuanto a sus hojas de vida o sobre sus propuestas y la viabilidad de las mismas.

Mauricio Alarcón, director de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo.

La principal información que debería buscar el votante, a criterio del consultor político, Jorge León, es la propuesta de cada candidato, pero no solo eso, también cuestionarse si es o no viable su cumplimiento. Coincide en parte con los anteriores expertos en que la escasa información disponible es escueta, básica y que no ayuda a discernir sobre una u otra candidatura. “La pregunta que debemos hacernos todos los votantes es: ¿cuál es el Ecuador que queremos? Ya hemos visto como una buena o mala decisión puede afectarnos en lo económico, político y social”.

El reto del ciudadano está buscar las propuestas y cuestionarse cómo se harán. Eso debería pesar por encima de la ideología o el partido, pero la masa vota por el de mayor simpatía.

Jorge León, consultor político.

Son 36 días, más que de campaña, de reflexión, de análisis, de recoger información y tomar una decisión.