Actualidad

EE. UU. sanciona a Rusia por ataques ciberneticos

El presidente Obama, anunció ayer sanciones contra dos agencias de Inteligencia rusas y la expulsión de 35 diplomáticos (en 72 horas) en una masiva arremetida contra Moscú, acusado de interferir en la pasada elección que ganó el empresario Donald Tru

Presidentes.  Barack Obama y Vladimir Putin conversan durante una reunión en septiembre pasado.

El presidente Obama, anunció ayer sanciones contra dos agencias de Inteligencia rusas y la expulsión de 35 diplomáticos (en 72 horas) en una masiva arremetida contra Moscú, acusado de interferir en la pasada elección que ganó el empresario Donald Trump.

“He ordenado un número de acciones en respuesta al agresivo acoso del Gobierno ruso sobre funcionarios estadounidenses y operaciones cibernéticas contra la elección estadounidense”, señaló Obama según un comunicado de la Casa Blanca.

El Gobierno ruso, a través del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, rechazó “categóricamente” las acusaciones del presidente de Estados Unidos tachándolas de “infundadas”.

Las medidas elevan las tensiones entre Washington y Moscú, a pocas semanas de que Trump tome las riendas del Gobierno de manos de Obama.

Las agencias estadounidenses de Inteligencia concluyeron hace semanas que el pirateo y difusión de correos electrónicos del Partido Demócrata y del equipo de su candidata presidencial, Hillary Clinton, estuvo diseñado para impulsar a la Casa Blanca a Trump, un neófito de la política quien ha elogiado al líder ruso Vladimir Putin.

Entre las acciones ordenadas por Obama se encuentran sanciones contra los servicios secretos militares rusos y el Servicio Federal de Seguridad, la ex KGB soviética, la expulsión de 35 agentes de Inteligencia declarados “persona non grata” y el cierre de dos instalaciones rusas en Nueva York y Maryland, que Estados Unidos afirma son usados para “propósitos de Inteligencia”.

El mandatario pidió a los estadounidenses a estar alerta frente a las acciones rusas.

“Además, nuestros diplomáticos han experimentado un inaceptable nivel de acoso en Moscú por servicios de seguridad rusos y la policía en el último año”. “Esas actividades tienen consecuencias”, acotó.

Las relaciones entre Washington y Moscú están en uno de sus peores momentos desde el fin de la Guerra Fría, pero Donald Trump, quien ha prometido un acercamiento con Rusia, ha desestimado las acusaciones de interferencia electoral.

Sin embargo, un grupo de legisladores demócratas y republicanos han pedido una investigación en el Congreso sobre las acciones rusas.