Ecuador tiene salida...

  Actualidad

Ecuador tiene salida...

¿Qué es lo que necesitamos los ecuatorianos para alguna vez en la vida pensar en el país por encima de intereses mezquinos, de grupos, o de ambiciones electoreras? Esta inquietante interrogación nos la hemos formulado “los hombres de a pie”, como ahora se lo llama a Juan Pueblo, luego de lo acontecido en la Asamblea Nacional, que de un solo plumazo, sin mayor discusión o análisis, resolvió archivar el proyecto de Ley de Crecimiento Económico que con carácter de urgente económico le envió el Ejecutivo. La Asamblea Nacional, una vez más, puso de manifiesto su ineficacia para el desempeño de las labores que le competen, que son las de fiscalizar y legislar. Ante la crisis económica y financiera que vive el pueblo ecuatoriano, como consecuencia de la desastrosa gestión que cumplió en los largos diez años últimos la “revolución ciudadana”, lo único que puede intentarse, por lo menos, es la cooperación leal, honesta, patriótica, desinteresada de todos nosotros para arrimar el hombro y “como un solo hombre” hacer lo que se deba hacer para que al Ecuador no pretendan hundirlo, como pretenden los “revolucionarios” de pacotilla. Ventajosamente jamás lo lograrán, porque nuestro país es “como el corcho que jamás se hunde”. Todos tenemos derecho a opinar, a participar en discusiones serias, no en motines criminales que lo que hacen es destruir ciudades, carreteras, alterar la paz y atentar contra el orden constituido. Pero de la misma manera, estamos conscientes de que nuestro pensamiento no es para imponerse sobre el de los demás, sino para coadyuvar a encontrar fórmulas armónicas, coherentes, de solución. Para esto están los dirigentes políticos, los partidos políticos. Mas, por desgracia en estos momentos el país carece de políticos, no se diga de estadistas. Y por eso es que todos se creen dueños de la verdad; y por desconocimiento de lo que es la verdadera política, sacan a relucir muy “olímpicamente” su mediocridad y su ignorancia para debatir temas que demandan conocimiento y versación.

Ecuatorianos: en las próximas elecciones pensemos bien para votar mejor.