Ecuador, cegado ante los datos de las vacunas que otros sí ven

  Actualidad

Ecuador, cegado ante los datos de las vacunas que otros sí ven

Salud alude a los “acuerdos de confidencialidad” para no revelar el número de inmunizados. Otros países actualizan a diario las cifras y dónde se ponen

vacunas-chile
Un trabajador sanitario recibe la vacuna contra la covid-19, en el Hospital de Urgencia Asistencia Pública en Santiago (Chile).Alberto Valdes / EFE

Desde que se confirmó la llegada de las primeras dosis de la vacuna de Pfizer a Ecuador, el Ministerio de Salud se ha negado a dar información que ha catalogado como confidencial, enmarcada en, según la institución pública, los acuerdos que firmó con la farmacéutica.

Sin embargo, pese a que hay mucho secretismo alrededor de los contratos que se han firmado a nivel mundial, otros países a los que también ha llegado la vacuna de Pfizer, y de otras marcas, están publicando sin problemas los datos que en este país las autoridades no han querido dar.

Entre esa información está el número de personas que han sido vacunadas en total y por día, el desglose de las dosis entregadas a cada hospital y centro geriátrico y la cantidad de personas que finalmente se inmunizaron en cada localidad, estadísticas que otros actualizan a diario en sus sitios webs.

Este Diario consultó a Pfizer acerca de si estos datos estaban dentro del convenio firmado, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.

En Panamá, por ejemplo, el Gobierno ha creado una página interactiva específica en la que publica el número de dosis suministradas del total que llegaron y el número de vacunados por edad, provincia y sexo. También cuántos de los vacunados han recibido la primera dosis y cuántos la segunda. A este país las vacunas de Pfizer llegaron horas antes que a Ecuador.

La Ley de la Defensoría les obliga a entregarnos información, incluso si fuera reservada. Pero en este caso no es reservada, es pública y no pueden negarse.

Mirelli Icaza, delegada provincial del Guayas de la Defensoría del Pueblo
Santiago Machuca puso una demanda contra el ministro Zevallos.

El ministro Zevallos rinde su versión por presunto tráfico de influencias

Leer más

Lo mismo sucede en Chile, donde también se suministra la misma vacuna. En ese país el Ministerio de Salud habilitó una web en la que varias veces al día se actualiza el total de dosis administradas por región y si se trata de personal de salud pública o privada.

También hay distribución por sexo y edad y por el tipo de vacuna que se suministra, pues también ha llegado la vacuna Sinovac, así como un calendario que detalla al tipo de personal que se vacunará en los próximos 15 días.

En Argentina, aunque se está administrando la Sputnik V, se ha publicado un mapa que ofrece datos por jurisdicción territorial. En cada una se informa sobre los sitios donde se están administrando las vacunas, ya sean estos del sector público o privado.

Otros países como Estados Unidos, España, México o Canadá han transparentado sus datos y tienen en sus páginas el plan de vacunación. Colombia, incluso, que recién recibirá dosis de la iniciativa Covax a mediados de febrero, ya tiene lista su plataforma con el directorio de vacunación por departamento y municipio.

Bolivia, Colombia, Perú y El Salvador serán los primeros en recibir millones de vacunas de la iniciativa Covax. Se desconoce cuándo las recibirá Ecuador.

En el caso de Ecuador, nada de esto es público. Tras los primeros escándalos, el Ministerio de Salud habilitó una pestaña en su página web en la que sube los boletines de prensa que a diario se distribuyen. En la página había también un listado de los establecimientos donde se pondría la vacuna en esta fase 0. Sin embargo, fue bajado del sistema tras comprobarse que el centro privado Senior Suites Rivera del Río, donde reside la madre del ministro Juan Carlos Zevallos, no estaba dentro de la planificación.

Angel Sinmaleza

Tres causales impulsan el juicio político en contra del ministro de Salud

Leer más

Pero no han sido las únicas irregularidades detectadas que se relacionan con la falta de información. Mirelli Icaza, delegada provincial del Guayas de la Defensoría del Pueblo, señala que en sus visitas a los hospitales Los Ceibos, del IESS, y Guasmo Sur, de Salud, ha conocido que no todo el personal que estaba previsto para vacunarse ha querido hacerlo y se desconoce qué ha pasado con esas vacunas.

“A Los Ceibos llegaron 78 vacunas, pero solo 40 personas quisieron vacunarse. Ellos reportaron eso al Ministerio de Salud, pero no se sabe qué hicieron con las vacunas restantes, a quiénes fueron dirigidas. Nosotros también hemos solicitado esa información, pero no han contestado”, asegura. En el hospital Guasmo Sur solo se aplicaron 120 vacunas de las 144 que se destinaron para ese centro médico.

Icaza dice que no es verdad que los datos son confidenciales, pese a que el Gobierno insiste en ese argumento. “Cuando hablamos del historial clínico, es confidencial; pero cuando se trata de un proceso de vacunación, de una pandemia y que las vacunas van a servidoras y servidores públicos que la reciben en función de ese servicio público, deja de ser información confidencial y pasa a ser pública”, recalca.

"Otros países han trasparentado sus procesos de vacunación porque saben cuál es el impacto que tiene la pandemia y la vacunación, y saben que es un tema de conmoción social", agrega. La funcionaria dice que en el ámbito local, las autoridades que se nieguen a entregarles información pueden incluso estar cometiendo el delito de incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente.