Y lo economico

  Actualidad

Y lo economico

Con una mayoría de Alianza PAIS en la Asamblea Nacional el trabajo legislativo viene desembarcando al interés de la ciudadanía de sus proyectos, pues no se ven, y en caso de que existan no se alcanzan a distinguir, los aportes legales que tendrían para amortiguar los golpes que va dejando la situación económica que atraviesa el país.

La historia de nuestro poder legislativo nos regala algunos consensos políticos que sirvieron de palanca en los baches económicos. La mayoría de diputados del año dos mil creó la ley recordada como la Trole I, que colaboró, en cierta medida, en los equilibrios alcanzados en el gobierno del presidente Gustavo Noboa, después de la caída de su antecesor, que causó más de una vez, pánico.

Me parece entonces que Lenín Moreno, aunque ha cambiado el lenguaje político a un idioma sin violencia, necesita empoderarse de la fuerza para mandar, para dirigir y ordenar una política urgente en lo económico y lo fiscal, de ser el caso. Tendrá que estirar su cuello para alcanzar a distinguir, en medio de los círculos políticos que ya lo tienen cercado, a quién le dará soporte en finanzas. La crisis no es un tema que solucionarán los de AP, peor si Glas sigue siendo vicepresidente, pues clarísimo es que una mesa bien desbaratada es la que harán que deje Moreno. Alguien tiene que crear el caos para que el opositor principal de este gobierno crezca.

La sociedad civil tiene la oportunidad; los gremios y entendidos no solo están obligados a crear salidas económicas, sino a darles el seguimiento, acompañado de los medios de comunicación, para que la gente esté atenta de las opciones, del por qué no serían aceptadas y de parte de quién recibirían el rechazo.

La gestión de Moreno tiene su mayor enemigo adentro, van a boicotearlo en lo que más puedan. Tal vez no todo lo que ofrezca Lenín sea adecuado, pero tenemos derecho a saber qué planes tiene y a dónde nos llevarían. La Asamblea fue elegida principalmente para adecuar la situación económica en el marco de su gestión; como lo urgente que es, también tendremos que recordárselo permanentemente.