Víctor Anchundia, llamado a rendir versión en la Asamblea por caso Isspol

  Economía

Víctor Anchundia, llamado a rendir versión en la Asamblea por caso Isspol

El Superintendente de Compañías deberá comparecer el 22 de de noviembre, para aclarar el papel de control que ejerció sobre el mercado de valores, donde se cometió un millonario desfalco en contra del Seguro Policial

Víctor Anchundia
Víctor Anchundia ostenta el cargo oficialmente en marzo de 2019. Antes estuvo como encargado y ocupando otras funciones dentro de la misma entidad.  Archivo / Expreso

La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional ha solicitado, para el próximo 22 de noviembre, la comparecencia de Víctor Anchundia, actual Superintendente de Compañías, para que rinda versión sobre las acusaciones que se han vertido en su contra por un aparente laxo o nulo control sobre el mercado de valores en los últimos años, que derivaron en un desfalco millonario en contra del seguro policial, Isspol. 

fiscalización

Fiscalización califica los dos pedidos de juicio político contra Víctor Anchundia

Leer más

El llamado forma parte de la solicitud de juicio político que fue presentada por los legisladores Luis Almeida (Partido Social Cristiano) y Ricardo Vanegas (Pachakutik), en contra de Anchundia. Esto, con el fin de investigar el nivel de responsabilidad que el funcionario habría tenido, en cuanto al control del mercado bursátil, para evitar la negociación de papeles (dentro y fuera del país) en los que el Instituto de Seguridad Social de la Policía del Ecuador (Isspol) invirtió más de $ 900 millones. 

La fecha fue conocida ayer, luego de que desde la Asamblea se difundiera el calendario de comparecencias que que se desarrollará en los próximos 9 días (desde este domingo 14 de noviembre hasta el lunes 22 de noviembre), donde se espera recibir a cerca de 80 personas, entre testigos y acusados, para que presenten documentos o pruebas de descargo. 

Entre las personas llamadas a declarar están periodistas, exautoridades como la exministra de Gobierno, María Paula Romo, y otros actores del mercado bursátil que habrían estado  involucrados en la negociación de títulos valores. Luego de esto, Fiscalización deberá elaborar, en 5 días, un informe con una conclusión que será remitida al pleno para su posible votación.

A Anchundia se le atribuye un débil control sobre el Decevale (el ente que en el país custodia, compensa y liquida valores privados que se transan en el mercado bursátil), la Bolsa de Valores de Guayaquil, las casas de valores y una falta de supervisión sobre las empresas que participaron en las negociaciones. Un caso icónico es el de Ecuagran, firma a la que, teniendo problemas financieros comprobados por la misma Superintendencia, se le terminó levantando una intervención para que, junto a Delcorp, pudiera seguir colocando millonarios papeles ($ 30 millones) que terminaron en mora, perjudicando a inversores como el Isspol.

Además de esto, dice Almeida, Anchundia debe rendir cuentas sobre la existencia de una presunta dirección paralela dentro de la Superintendencia, en la que actores terceros tomaban decisiones y actuaban con irregularidad.