Economía

La Unión Europea reorientará los fondos de sus proyectos en Ecuador

Diez millones de euros será utilizados para apoyar la atención de la emergencia sanitaria por Covid-19 en el país.

_NPP0683
Marianne Van Steen, Embajadora de la Unión Europea en Ecuador indicó que la entidad busca ayudar a los países socios.Cortesía

La Delegación de la Unión Europea en Ecuador ha informado que trabaja para reorientar los fondos disponibles en varios proyectos de desarrollo que están en ejecución en el país, para asistir a la emergencia sanitaria y apoyar los planes de contingencia del Gobierno.

La acción se enmarca dentro del planteamiento “Equipo Europa”,  respuesta que combinará el redireccionamiento de recursos de la UE, de sus Estados Miembros y préstamos de sus instituciones financieras, en particular del Banco Europeo de Inversiones (BEI), para satisfacer necesidades a corto plazo, haciendo también frente a las repercusiones estructurales a largo plazo sobre las sociedades y la economía.

AB36DDFA-31E9-447E-9D26-0B30BCC32A89

Crisis del coronavirus: Los seis factores que definen el ‘shock’ económico

Leer más

Marianne Van Steen, Embajadora de la Unión Europea en el país aclaró que: “al tiempo que se está haciendo todo lo posible para prestar apoyo a nuestros propios ciudadanos, seguimos también comprometidos para ayudar a los países socios que, como nosotros, tienen que hacer frente a este reto sin precedentes. Dentro de lo posible estamos trabajando para que una parte de la importante financiación ya asignada al país se pueda re-orientar para acompañar los esfuerzos del país en su respuesta al desafío que enfrenta, ya sea en términos sanitarios, medios de subsistencia, estabilidad y seguridad”.

La cifra aproximada de esta ayuda es de diez millones de euros.

Según el organismo, hasta vencer la actual crisis, la Unión Europea seguirá adaptando su respuesta a la evolución de la situación, "centrándose siempre en las personas más vulnerables y fomentando una respuesta multilateral coordinada, en asociación con las Naciones Unidas, las instituciones financieras internacionales, y los grupos de países como el G-7 y el G-20".