Economía

El 60% de vehículos vendidos en los dos últimos años costaron más de $ 20.000

Las concesionarias señalan que el impuesto único del 5% a carros de dicho valor pondrá un freno en sus ventas. La medida, advierten al Gobierno, mermaría el pago de tributos en $ 75 millones.

Venta de carros
De ser aprobado, los propietarios de este tipo de vehículos tendrían que pagar este impuesto único. La forma en cómo se lo haría aún está por definirse.Pixabay (Imagen referencial)
Camarón producción

Inversores y gremios, aún contagiados de escepticismo

Leer más

Tras dos días de haberse anunciado las nuevas medidas económicas, los dueños de las concesionarias se suman también a las quejas de varios sectores por los efectos que estas ocasionarían. Obligar a los propietarios de vehículos valorados en más de $ 20.000 a cancelar un impuesto único del 5%, dicen, generará un nuevo freno en sus ventas. 

La Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEADE) lo califica como una medida "cortoplacista e improvisada", que no solo desalentará la demanda y las ventas, sino que afectará la recaudación tributaria. "En lugar de recaudar los 220 millones anunciados por el Gobierno, esto reduciría 75 millones en ingresos fiscales", dijo Genaro Baldeón, presidente del gremio. 

Según la AEADE, entre enero de 2018 y febrero de 2020 se vendieron 176.000 vehículos con un valor superior a los $ 20.000, el 60 % de un total de 289.447 automotores comercializados. "Si se excluyera el 36 % de vehículos que corresponden a camiones, buses, taxis y furgonetas (para los que se cree no aplicará la medida), los que pagarían efectivamente este tributo son 110.000 unidades, con una recaudación potencial máxima de 165 millones de dólares, y no los 220 millones anunciados por el Gobierno", sostiene.

.

Deuda, tributos y recortes, la apuesta del Gobierno

Leer más

La medida deberá ser aprobada por la Asamblea Nacional, sin embargo, hasta el momento algunos representantes de bancadas ya han expresado su negativa a apoyarla alegando un perjuicio para la clase media. 

La oposición cree que estas medidas, que disponen además un recorte fiscal de $ 1.400 millones y descuento a los salarios públicos, continúan siendo poco aterrizadas para enfrentar la crisis de la caída de petróleo y las bajas exportaciones, en un contexto de emergencia sanitaria mundial, por el coronavirus.