Economía

Peripecias de los agricultores por la cuantía doméstica de combustible

Los agricultores se quejan de que Hidrocarburos no les da la cantidad que necesitan. Los cupos son insuficientes para usar sus sistemas de riesgo.

Agua para riego
Trabajo. Las bombas para regar consumen gasolina según su capacidad y su antigüedad.Guillermo Lizarzaburo

Comprar combustible en los volúmenes que necesitan, puede resultar un problema para los agricultores. Algunos han sido detenidos por llevar gasolina o diésel, a sus haciendas, sin el permiso.

Por eso, Carlos Cárdenas, productor de caña y banano, es enfático en señalar que las autoridades deben “dejar de perseguirlos”, ya que ellos usan el combustible para mover las bombas de agua, no para traficar hacia la frontera.

La venta de derivados de petróleo a los agricultores se maneja con una cuantía doméstica, que es otorgada por la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables (antigua ARCH), que maneja los parámetros de esta cuantía. EXPRESO consultó aquello al Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables, pero hasta la hora de cierre de esta edición no recibió respuesta.

“No es lo mismo el riego para el cacao que para arroz, para el banano o para el maíz”, resalta Eufracio Macías, administrador de una hacienda bananera, quien dice que la cuantía recibida le alcanza para la mitad de las plantaciones.

El contrabando se desarrolla en la frontera norte y sur, y aquí en el centro del país si te cogen con combustible te llevan preso. A veces se equivocan, pero no corrigen.

Carlos Cárdenas

La cuantía se da a empresas públicas o privadas, nacionales o extranjeras, consorcios, asociaciones y personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras que requieren derivados de petróleo para el desarrollo de sus actividades productivas.

“Los carros de pasajeros gastan millones sobre millones y nosotros pagamos ese combustible subsidiado. Van de Quito a Huaquillas con uno o dos pasajeros gastando todo el combustible que quieren, pero a nosotros que damos empleo, divisas e impuestos nos persiguen”, dice.

El agua es vital para lograr los rendimientos esperados en cualquier cultivo; no regar a tiempo y en la cantidad requerida causa pérdidas a los campesinos. Y no solo eso, señala Cárdenas, “los inspectores que nos encuentran con una cantidad de combustible mayor a la cuantía nos chantajean”.

doble hilera

Los productores tienen un año para legalizar miles de bananeras

Leer más

En algunas de la estaciones de servicio también se abstienen de vender gasolina, ya que cuando no se tiene el documento de la cuantía solo se puede llevar hasta 5 galones.

El volumen de combustible requerido depende de algunos aspectos, además del tipo de cultivo; por ejemplo, la capacidad y el año de fabricación del motor. “Normalmente al banano se lo riega todos los días, si es un motor de 120 caballos y de alta velocidad consume de 8 a 9 galones por hora; si es de menor velocidad y bota la misma cantidad de agua y con otro tipo de activación, le consume menos, los que definen la cuantía no saben de eso”, señala Macías.

Nos persiguen como peligrosos delincuentes, a quienes en su necesidad de hacer producir sus cultivos se ven obligados a transportar combustibles en pequeñas cantidades.

Eufracio Macías

Para regar dos hectáreas de cacao se necesita una caneca de 5 galones de ecopaís cada 15 días si es que la bomba es de 2 pulgadas a presión. Si la bomba es de caudal y de un año o más puede consumir el doble.

Es que el riego depende incluso del clima. En tiempos de frío, hay dos o tres días a la semana en que no hay riego, pero cuando el sol es fuerte se riega hasta los domingos, incluso por la noche.

La cuantía se la autoriza desde Quito, y cuando no hay señal de internet o esta es mala no se puede hacer el trámite; los domingos el personal de las estaciones de servicio no trabaja y no pueden hacer el trámite.

El propósito de este reglamento aprobado y puesto en ejecución en el gobierno anterior y sostenido por el actual es “combatir el contrabando” de combustibles por las fronteras norte y sur; su aplicación debería ser solo en esos sectores, donde muy poco se conoce de las actividades de control y captura, agrega Macías.

Hay que revisar ese injusto e inapropiado reglamento, no es correcto ni responde a la realidad de un país golpeado por una pandemia, pero más golpeado por la insensibilidad de ciertas autoridades que no hacen nada por ayudar e incentivar los emprendimientos, señala Macías.

El trámite:

  1. Llenar el formulario. El solicitante ingresa formulario electrónico de nueva autorización a través del sistema de cuantías domésticas en línea de la ARCH y pasa a revisión.
  2. La evaluación. El formulario es evaluado por un técnico de la ARCH, si lo aprueba pasa a revisión, para la autorización del director de control técnico de combustibles o del director regional.
  3. Notificación por e-mail. El director emite la autorización y se notifica al consumidor final por e-mail.
  4. Se lo puede negar. El director de control también lo puede negar, y lo notifica por correo electrónico.