Economía

Los impuestos matan a la industria y fomentan el contrabando de cigarrillos

El hallazgo de un nuevo contenedor con cajetillas ingresadas ilegalmente ahondan la crisis de las empresas tabacaleras. 

Tabaco
El el recinto La Porfía dejaron de sembrar tabaco.Guillermo Lizarzaburo

La industria tabacalera formal ha reducido su participación en el mercado de cigarrillos, pero no significa un menor consumo. El contrabando le ganó la batalla: el 55,2 % de los cigarrillos que fuman los ecuatorianos hasta el año 2019 ingresan de forma ilegal, sin pagar impuestos. El jueves 21 de mayo de 2020 el Servicio Nacional de Aduanas (Senae) detuvo un contenedor con más de 10 millones de unidades ingresadas de forma ilegal.

Si en 2013 el Gobierno de Rafael Correa pensó que gravar el producto le daría mayores ingresos al fisco se equivocó. La industria nacional calcula que entre el 2015 y el 2018, solo por concepto de ICE (Impuesto a los Consumos Especiales), el Estado dejó de recaudar 436 millones de dólares. "Si la tendencia no cambia se perderían otros $ 141 millones durante el 2019", indica un informe al que accedió Diario EXPRESO.

Basta ir a la bahía de Guayaquil para ver los tentáculos del contrabando. Allí se vendían en 2019 como pan caliente la marca Silver Elephant que, con el 29 % de participación de mercado, hoy es la etiqueta más consumida, más que Marlboro o Líder. En este contenedor de contrabando del año 2020 se hallaron otras marcas: Oris, Carnival, Pine Greem y Golden City.

Así como la venta es informal, el diálogo con los compradores de los cigarrillos en la bahía también lo es. ¿En cuánto tiempo usted se fuma todas esas cajas de tabaco que está comprando? Le preguntamos a un comprador

- "Es para vender en mi tienda", responde la persona que está en uno de los locales, en el sector denominado la Huayna Cápac. Se abordó de esa manera al comprador, porque de otra forma no había respuesta.

Se estima que en el país hay 70.000 tenderos que comercializan cigarrillos y ante la baja de venta, van y compran de las marcas más económicas.

Por el precio en que se vende el paquete de 10 cajetillas, entre 12 y 16 dólares.

Una marca formal cuesta 5,10. Conclusión: el Estado pierde 3,78 dólares por cajetilla.

En un recorrido, hecho por Diario EXPRESO, en la bahía de Guayaquil se observó que en el área en que se vende medicinas, ciertos locales ofertan los cigarrillos. Unos lo hacen abiertamente. Otros sacan la mercadería solo cuando un comprador lo solicita.

El contrabando ha dejado a 700 tabacaleros de los cantones Simón Bolívar y Alfredo Baquerizo Moreno (Jujan) sin poder sembrar. Tanasa ya no les comprará. Les liquidó la cosecha del 2018 y para el 2019 no les dio cupo, solo un bono para que siembren otro producto. Aunque muchos se quejan del valor de la liquidación.

  • LA INDUSTRIA A LA BAJA. Entre el 2015 y el 2018, de acuerdo a un informe al que tuvo acceso Diario EXPRESO, las ventas formales de cigarrillo bajaron el 24 %, equivalentes a 517 millones de unidades. La caída acumulada en el periodo es de 64 % según la investigación.
  • EL IMPUESTO. En el año 2011 la tasa del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) en Ecuador era del 0,08 dólares por unidad, en 2013 subió a $ 0,09. Para el 2015 la tasa aumentó a 0,13 dólares. En el 2016 el impuesto aumentó a 0,16 dólares por cigarrillo.

"HAY POCAS ALTERNATIVAS". El 2017 había comenzado el suplicio para los tabacaleros del Guayas. A todos, Tanasa les bajó el cupo a la mitad. Rafael Núñez es uno de ellos. Él, desde hace varios años, tuvo un cupo superior a dos hectáreas, pero el 2018 le bajaron a una hectárea. En las liquidaciones de la cosecha que hizo el mes de febrero de 2019 la empresa (por la cosecha de fines de 2018) no le dieron de ganancia lo mismo de antes, casi no tuvo utilidad. Cree que el bono que le dio la empresa es lo que en un año normal hubiese ganado. Rescata muchas cosas de esa relación: le daban los insumos, desde la semilla hasta dinero en efectivo para el pago de personal. En este año 2020 nada le ha resultado tan rentable como lo fue el tabaco. El arroz no le ha dejado tantas ganancias.