Economía

Los hogares latinoamericanos solo resisten tres meses sin ingresos

Un informe publicado por BBVA Research establece que el 78% de las familias no podría costear sus gastos básicos después de ese periodo.

Informe-Pobres-AmericaLatina
Según el documento, los hogares más vulnerables son los liderados por mujeres solas que cuentan con pocos ingresos.Cortesía

El nivel de desarrollo económico de cada país es un factor determinante para determinar la capacidad que tienen los hogares de subsistir cuando pierden sus ingresos. América Latina tiene las de perder.

Así lo indica el informe 'Vulnerabilidad financiera de los hogares ante la Covid-19: una perspectiva global, publicado por la consultora BBVA Research. 

El documento establece que mientras que en Estados Unidos el 50% de las familias pueden resistir hasta seis meses sin ingresos, en la región esta cifra se reduce considerablemente. En Ecuador, solo el 5.5% de los hogares podrían aguantar esos mismos seis meses, mientras que en Argentina, Perú y Colombia solo el 7% podrían hacerlo.

covid-recursos-ayuda-economia

El nuevo bono para familias en extrema pobreza tiene restricciones y condiciones

Leer más

Las proyecciones del informe determinan que “En caso de perder su principal fuente de ingresos, un 78% de los hogares, en promedio, no cubriría sus costes de vida durante tres meses”. Este toma como parámetros de análisis la capacidad de una unidad familiar con ingresos promedio para cubrir gatos de alquiler, luz, agua, educación y atención médica sin tener que sacar un crédito o mudarse. 

“Los datos del informe sugieren que existe una relación positiva entre vulnerabilidad financiera y desarrollo económico del país. En los países emergentes del estudio (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Rusia y Sudáfrica) poco más más del 10% de las unidades familiares aguantan más de seis meses”, señala este.

El análisis señala que los hogares en mayor riesgo de vulnerabilidad son los que están liderados por jefas de hogar jóvenes y con un nivel de educación básica, características comunes en la región que tiene, acorde a datos de ONU Mujeres, la mayor cantidad de hogares monoparentales del mundo.