Economía

El Gobierno ecuatoriano dice que se defenderá en las cortes ante la demanda de los dos fondos de inversión

Contrarian Capital y GMO buscan bloquear la renegociación de la deuda. El Ministerio de Economía y Finanzas dice que no cederá al intento de boicot

Corte del Distrito sur de Nueva York
La demanda fue presentada en la Corte del Distrito sur de Nueva York.EFE.

La relación comenzó a tensarse desde el pasado 6 de julio hasta convertirse en una demanda en una corte de Nueva York (Estados Unidos).

Este 29 de julio de 2020, dos fondos de inversión, pertenecientes a los grupos minoritarios de acreedores, interpusieron una demanda a Ecuador en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York (Manhattan) para bloquear la renegociación de la deuda.

UBS renegociación de la deuda

Dos fondos de inversión demandan a Ecuador para bloquear la renegociación de la deuda

Leer más

Contrarian Capital y GMO demandaron al país y llamaron el plan de reestructuración de la deuda del Gobierno como “coercitivo en extremo”, según información de Bloomberg confirmada por EXPRESO.

Las firmas alegaron que las declaraciones públicas de Ecuador sobre la propuesta de reestructuración están “diseñadas para engañar a los tenedores de bonos sobre la naturaleza coercitiva” de la oferta.

Ante la demanda, el Gobierno ecuatoriano “rechaza tajantemente la actitud agresiva adoptada por Contrarian y GMO, fondos que cuentan con una posición mínima del monto total de los bonos inmersos en la negociación”. 

A través de un comunicado, emitido horas después de que se conoció la demanda, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señala que el  país se opone firmemente a que estos fondos traten de obtener beneficios económicos adicionales, por encima de lo que se negoció en buena fe con la mayoría de sus acreedores más grandes. 

“Las acciones legales iniciadas por Contrarian y GMO son un intento abiertamente descarado de dejar de lado las cláusulas de acción colectiva que se acordaron expresamente en los contratos, en las que se prevé el consentimiento de un porcentaje sustancial de los tenedores. Además, ellos han tenido la misma oportunidad de participar como los demás tenedores en el proceso amigable contemplado en las solicitudes de consentimiento”. 

Finanzas señala que en medio de una crisis económica, sanitaria y humanitaria sin precedentes que vive el país, Contrarian y GMO exigen un tratamiento preferencial en la reestructuración de los bonos. 

“No cederemos a su intento de boicotear el proceso. La lesión económica y social que acarrearía esta infundada acción, podría causar un fuerte retroceso en la recuperación económica y sanitaria del país. Son desafortunadas las acciones egoístas de estos acreedores dispuestos a dañar esta transacción histórica y con ella el futuro de millones de ecuatorianos”. 

El Gobierno señala que seguirá actuando bajo las mejores prácticas internacionales, mediante un diálogo cooperativo y amigable con los tenedores de bonos, proceso que ha sido visiblemente respaldado por la comunidad internacional, entre ellos: el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y la ONU.

No cederemos a su intento de boicotear el proceso. La lesión económica y social que acarrearía esta infundada acción, podría causar un fuerte retroceso en la recuperación económica y sanitaria del país.

Ministerio de Economía y Finanzas 

Finalmente, Finanzas sostiene que ante la trascendencia de que el proceso de negociación continúe y se concrete, los abogados de la República defenderán al país ante las cortes competentes. “Confiamos en que prevalecerá la sensatez, la legalidad y la protección de 17 millones de ecuatorianos, por encima del interés particular de Contrarian y GMO”, concluye. 

UBS

El Gobierno asegura que intentó negociar con los grupos minoritarios de bonistas desde junio

Leer más

La demanda de los dos fondos de inversión ocurre a menos de dos días que venza el plazo para que los acreedores de la deuda acepten la propuesta realizada por el Gobierno ecuatoriano. Los acreedores tienen hasta las 11:00 del viernes 31 de julio de 2020 para enviar su aceptación formal.

El MEF informó que le tomará dos días obtener los datos finales y los resultados de la renegociación de la deuda se divulgarán el lunes 3 de agosto de 2020. Ese día, dependiendo de los logros obtenidos, el Gobierno informará qué acciones futuras tomará.

Los dos demandantes son parte de los grupos minoritarios de tenedores que rechazaron la oferta de Ecuador. La semana pasada, el Comité Directivo compuesto por Amundi (UK) Limited , Contrarian Capital Management LLC, Grantham Mayo Van Otterloo & Co (GMO). y T Rowe Price Associates, Inc., asesorados por BroadSpan Capital y UBS, junto con ciertos tenedores del bono 2024, señalaron que se sentían “decepcionados” tras el planteamiento formal realizado por Ecuador el pasado 20 de julio de 2020. A su vez, presentaron una contrapropuesta.

¿Quiénes son los demandantes? Contrarian Capital es un ‘hedge fund’ o fondo de cobertura que tiene sus oficinas principales en Greenwich, Connecticut. En los mercados, los ‘hedge funds’ son considerados como fondos de inversión alternativa o de alto riesgo. En algunas ocasiones, también han sido denominados como fondos buitre.

Martínez anuncia acuerdo con bonistas

Finanzas dará a conocer el 3 de agosto los resultados de la renegociación de la deuda

Leer más

La otra firma es GMO, un fondo con sede en Boston. No es la primera vez que ese fondo ha demandado a Ecuador. Tras el ‘default’ en el que incurrió el país en 2008, GMO recurrió a los tribunales. Ambas partes llegaron a un acuerdo en 2015.

El MEF ha informado que más del 53 % de los tenedores de bonos, pertenecientes al grupo denominado Ad Hoc, han aceptado su propuesta. Para reestructurar la deuda se requiere el 66 % de la aceptación de los acreedores y el 75 % en el caso de los bonos 2024.

LA PROPUESTA DE ECUADOR 

En términos generales, la propuesta del Gobierno ecuatoriano, anunciada el 6 de julio, plantea un recorte de capital equivalente al 9 % para todos los bonos. Ese recorte del 9 % equivale a unos $ 1.500 millones. Además, se establece bajar el interés, promedio, del 9,3 % a 5,2 %, ampliar el plazo por 10 años más y cinco años de gracia para pago de capital y dos para intereses.