El G20 debatirá en Venecia si subir más del 15 % la tasa mínima de sociedades

  Economía

El G20 debatirá en Venecia si subir más del 15 % la tasa mínima de sociedades

Países del grupo buscará aplicar una nueva fiscalidad a las multinacionales, para que no se alojen en paraísos fiscales 

g20
El Grupo de los 20 países más industrializados sesionará próximamente en Italiareferencial

Los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de los países del G20 debatirán entre el 9 y el 10 de julio en Venecia si hay margen para incrementar más allá del 15 % el impuesto mínimo para sociedades, tal y como han pedido algunos países como Argentina.

bitcoin

El FMI advierte a El Salvador de riesgos al adoptar bitcóin como moneda legal

Leer más

El pasado 1 de julio, 130 países y jurisdicciones de los 139 que forman parte del llamado marco inclusivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) suscribieron un compromiso "histórico" para aplicar una nueva fiscalidad a las multinacionales, para que no se alojen en paraísos fiscales y eviten pagar impuestos.

El mecanismo consensuado se sustenta sobre dos pilares, uno de ellos es aplicar un tipo mínimo del impuesto de sociedades de al menos el 15 % a las empresas con una facturación de al menos 750 millones de euros.

Argentina pide al menos una tasa del 21 %

Algunos países, como Argentina, han pedido que este porcentaje sea aún más ambicioso y de hecho el ministro de Economía del país, Martín Guzmán, afirmó recientemente que "una tasa del 21 % sería mejor, pero una del 25 % aún mejor".

Fuentes de la presidencia italiana del G20 han confirmado que el tipo mínimo tendrá que definirse en los próximos meses y que hay margen para continuar con el debate sobre si elevarlo.

amazon-camiones

Ecuador, fuera del debate del impuesto a las multinacionales

Leer más

Estas fuentes destacaron que ya es un paso importante que se haya acordado un tipo mínimo de al menos el 15 %, pero subrayaron que los países muestran disponibilidad de seguir hablando sobre cuál debe ser el mínimo efectivo, después de que muchos, no solo Argentina, hayan mostrado su preocupación y afirmado que debe ser superior.

El otro pilar del acuerdo concierne a todas las compañías con una facturación mundial superior a los 20.000 millones de euros y con una rentabilidad (relación entre beneficios e ingresos) superior al 10 %.

Los países en los que esos grupos obtengan ingresos superiores a un millón de euros (o a 250.000, en el caso de pequeños estados) tendrán derecho a recibir una parte del impuesto que habrán de abonar.

Lo que se repartirá entre ellos es entre un 20 % y un 30 % del beneficio residual, una vez que el país donde tenga la sede la compañía se haya quedado con el impuesto correspondiente al 10 % de la rentabilidad.