El FMI estima que la economía de Ecuador crecerá 2,9 % en 2022

  Economía

El FMI estima que la economía de Ecuador crecerá 2,9 % en 2022

El organismo rebajó la proyección del país desde 3,5 %. A escala global, la economía crecerá menos por la guerra entre Rusia y Ucrania. 

FMI2022
Pierre-Olivier Gourinchas, economista en Jefe del FMI y la jefa de división adjunta Petya Koeva Brooks.Cortesía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó este 19 de abril de 2022 la actualización de las proyecciones de crecimiento global. En términos generales, las proyecciones de la mayoría de las regiones se redujo en el contexto de la guerra entre Rusia y Ucrania. 

guerra

Latinoamérica aguanta el impacto de guerra en Ucrania pese a alta inflación

Leer más

En el caso de Ecuador, la previsión para 2022 es que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 2,9 % y 2,7 % en 2023. El año pasado, el organismo estimaba que la economía nacional crecería 3,5 %. 

La previsión del FMI es 0,1 punto más alta que la del Banco Central del Ecuador (BCE), que semanas atrás señaló que el PIB crecerá 2,8 % en este año. Pero está por debajo de la proyección del Banco Mundial, el cual ha señalado que Ecuador cerrará el año con un aumento del 4,3 %. 

El Fondo también señala que la inflación de Ecuador cerrará en 3,2 % al concluir este año. 

Las perspectivas económicas mundiales se han visto seriamente afectadas, en gran parte debido a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, aseguró Pierre-Olivier Gourinchas, economista Jefe del FMI. 

Según el funcionario del FMI, esta crisis se desarrolla incluso cuando la economía mundial aún no se ha recuperado por completo de la pandemia. Incluso antes de la guerra, la inflación en muchos países había estado aumentando debido a los desequilibrios entre la oferta y la demanda y el apoyo de las políticas durante la pandemia, lo que provocó un endurecimiento de la política monetaria. Los últimos bloqueos en China podrían causar nuevos cuellos de botella en las cadenas de suministro globales.

En este contexto, más allá de su impacto humanitario inmediato y trágico, la guerra frenará el crecimiento económico y aumentará la inflación. Los riesgos económicos generales han aumentado considerablemente, y las compensaciones de política se han vuelto aún más desafiantes, señaló Gourrinchas.