Economía

Fitch: La Reforma Tributaria disminuye pero no borra los riesgos de financiamiento

La situación económica para Ecuador es desafiante, incluso con el apoyo del FMI, dice la firma.

descarga
La agencia emitió un informe el pasado 13 de diciembre.Reuters

La agencia calificadora de riesgos Fitch se pronunció tras la aprobación de la Ley de Simplicidad y Progresividad Tributaria, que irá al Registro Oficial en los próximos días y regirá desde 2020.

A través de la Ley, el Gobierno prevé recaudar $ 612 millones en 2020. Según un informe de la firma, publicado el pasado 13 de diciembre, la aprobación del proyecto representa un gran avance después del rechazo de la ley anterior, en noviembre, y tras el retroceso en los recortes de subsidios de combustible en octubre después de una feroz reacción social.

lenín moreno presidente ecuador

El Gobierno perfila el 2020

Leer más

Sin embargo, dice Fitch Ratings, también se nota la capacidad de las autoridades para implementar ajustes de políticas a través de la legislación y el decreto. La reforma fiscal se diluyó y contribuirá con una modesta porción del ajuste de $ 2.000 millones (2.0% del PIB) en 2020, según lo acordado en el programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Reducir el déficit con medidas adicionales parece poco probable, según la firma estadounidense. El proyecto de presupuesto para 2020 prevé recortes de subsidios de combustible por $ 660 millones, pero las negociaciones en torno a estos con grupos sociales aún no han dado grandes avances. Las elecciones de 2021 también harán que la consolidación sea cada vez más desafiante.

La dificultad para realizar ventas de activos, presiones de gasto y un crecimiento débil, plantean riesgos fiscales. Fitch proyecta una contracción económica del 0.3% en 2019 luego de los recientes disturbios sociales y una modesta recuperación del 0.4% en 2020.

El panorama financiero parece desafiante incluso con el apoyo continuo del FMI. Existe la posibilidad de volver a preventa petroleras u otras fuentes alternativas, pero hay una visibilidad limitada sobre su magnitud y oportunidad. 

Según la firma, un resurgimiento de las restricciones a crédito en el extranjero para Ecuador podría resultar en una acumulación de atrasos, ajustes de gasto desordenados y compensaciones de políticas cada vez más difíciles para continuar pagando su deuda, lo que podría presionar a la baja la calificación de Ecuador.