Ecuador tropieza con sus cifras económicas poco transparentes

  Economía

Ecuador tropieza con sus cifras económicas poco transparentes

La calificadora de riesgos Fitch señala que ha sido un inconveniente que se repite en el acuerdo con el FMI. El último problema: la deuda con el IESS.

FMI
El organismo ha señalado varias veces la inconsistencia de cifras económicas.Cortesía

Números poco confiables. Ecuador tiene problemas con sus cifras económicas en diferentes ámbitos, una situación que los últimos gobiernos han buscado resolver, pero cada cierto tiempo aparecen inconsistencias en datos o estadísticas de entidades importantes.

49DD9659-4A6B-4D53-BF94-46F8137502C8

Fitch: La inconsistencia en las cifras es un problema recurrente de Ecuador en el acuerdo con el FMI

Leer más

El último inconveniente tiene que ver con la Seguridad Social. De hecho, una de las razones que el Gobierno señaló para la demora de cuatro meses en la última revisión del programa del Fondo Monetario Internacional (FMI) fue inconsistencias del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Si bien el FMI aprobó a nivel técnico la cuarta y quinta revisión para un posible desembolso de $ 1.000 millones en junio, señaló que no se cumplió el balance del Gobierno central debido a correcciones de los datos sobre las obligaciones de transferencia de pensiones y asistencia sanitaria del Gobierno central al IESS.

La calificadora de riesgos Fitch señaló el pasado miércoles que las irregularidades en las cifras económicas han sido un problema importante para el Servicio Ampliado del Fondo (EFF, por sus siglas en inglés) que Ecuador mantiene con el organismo, lo que provocó incluso “una censura formal en 2020” por parte del organismo.

En ese año, el Fondo señaló que decidió ‘perdonar’ un incumplimiento a las metas del acuerdo relacionado con inconsistencias en el déficit del Sector Público No Financiero.

“Hubo un problema de inconsistencia de cifras y, por lo tanto, el convenio que se había firmado con el Fondo de 10.250 millones de dólares quedó inconcluso por un problema de conciliación de cifras”, aseguró Mauricio Pozo, exministro de Economía y Finanzas.

De hecho, al ser considerado un “error de buena fe” en los datos, el organismo estuvo dispuesto a renegociar un programa en 2020 en medio de la pandemia, añadió Pozo.

La calificadora de riesgos señala que los datos poco confiables de Ecuador han causado algunos problemas, como subestimar las necesidades de endeudamiento del país y el ajuste necesario para la reducción de la deuda respecto al Producto Interno Bruto (PIB) del acuerdo con el FMI y también los objetivos de acumulación de reservas internacionales.

En ese contexto Fitch Ratings aseguró que por esa razón ha utilizado durante mucho tiempo el déficit del Gobierno central más confiable (y más alto) para proyectar las necesidades de financiamiento y la deuda, lo que resultó en proyecciones sustancialmente diferentes a las del programa que Ecuador mantiene con el FMI.

Además del IESS, el FMI señaló en sus últimas declaraciones sobre Ecuador que se ha retrasado el inicio de las auditorías independientes de los estados financieros de Petroecuador y Petroamazonas, y la emisión de las directrices de contratación pública.

123456

El FMI ya le pisa los talones al IESS como prestamista

Leer más

Diario EXPRESO consultó al FMIacerca de si hay inconsistencias adicionales en las cifras tras la reciente revisión y el Fondo señaló que luego del último pronunciamiento no tiene “nada más para agregar por ahora”.

“Hay gran debilidad en las cifras. Primero se revisaron cifras de los municipios de años anteriores porque reflejaban superávits que no existían. En la siguiente revisión se observaron cifras de la Seguridad Social, y no había cifras claras. Todo eso ha hecho que las cifras del sector público sean poco confiables”, aseguró Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal.

Para Carrera, el FMI ha sido “muy flexible” con Ecuador por temas políticos, lo cual le ha permitido seguir accediendo a financiamiento. Si se desembolsan los $1.000 millones previstos para junio, el organismo habrá prestado cerca de $ 7.700 millones en casi cuatro años. Yaún restarán por desembolsar $ 700 millones en diciembre.