Economía

Ecuador retrocede un puesto en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas

El país ocupa la casilla 86 entre 189 naciones. La pandemia de COVID-19 amenaza con borrar lo logrado en desarrollo humano desde 1990 en el mundo. 

B7490C3F-F1C5-4C7D-8AD3-81BFD3B8C97E
Mónica Andrade, responsable de Ambiente y Energía del PNUD en Ecuador, en la presentación de los resultados del Índice de Desarrollo Humano de 2020.Henry Lapo.

Por segundo año consecutivo, Ecuador retrocede en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que fue presentado este 2 de marzo de 2021. 

empleoooooo

Ecuador pierde 650.578 empleos adecuados en un año

Leer más

El país pasó de la posición 85, en el índice de 2019, a la casilla 86 en el de 2020, entre 189 naciones. El IDH es una medición compuesta de la longevidad, el nivel de vida y la educación, y ofrece otro enfoque a las evaluaciones puramente económicas del progreso de las naciones. 

El IDH de Ecuador en 2020, que se elabora con datos de 2019, fue de 0.759, lo que mantiene al país en la categoría de desarrollo humano alto. Entre 1990 y 2019, el IDH de Ecuador aumentó de 0.648 a 0.759, un incremento del 17.1%.

Si bien el estudio se elaboró previo a la pandemia, se proyecta que la crisis provocada por la COVID-19 borre todos los logros alcanzados en desarrollo humano desde que se publica el estudio, en 1990.

INFORMALIDAD LIBERTAD 1

En enero de 2021 el empleo formal volvió a caer, según los afiliados al IESS

Leer más

En 2020, luego de los tres meses más complejos de la pandemia de COVID-19 en Ecuador, aseguró Luis Felipe López-Calva, director Regional del PNUD, las personas en situación de pobreza en Ecuador pasaron de 4,3 millones a 6,4 millones. Mientras que las personas en pobreza extrema pasaron de 1,5 millones a 2,3 millones.

Además, la edición del 30 aniversario del Informe sobre Desarrollo Humano se denomina “La próxima frontera: desarrollo humano y el Antropoceno”, e introduce una variante experimental del IDH. 

Al ajustar el IDH, que mide la salud, la educación y el nivel de vida de los países, para incorporar otros dos elementos, como las emisiones de dióxido de carbono y la huella material de los países, el nuevo índice ilustra la transformación que podría darse en el ámbito del desarrollo si tanto el bienestar de las personas como la integridad del planeta fueran considerados de manera conjunta como piedras angulares de la definición de progreso humano. 

El Índice de Desarrollo Humano ajustado por presiones planetarias (PHDI, por sus siglas en inglés) saca a la luz un nuevo panorama mundial con una perspectiva más realista sobre el progreso humano. Por ejemplo, más de 50 países abandonan el grupo de desarrollo humano muy alto, como reflejo de su dependencia de los combustibles fósiles y su huella material, aseguró Mónica Andrade, responsable de Ambiente y Energía del PNUD en Ecuador.  

Cuando se aplica el factor de ajuste, el IDH de Ecuador baja de 0,759 a 0,718, es decir, una diferencia de 5,4 %, explicó Andrade.