Economía

La economía en la era Moreno: de subir la deuda al ajuste

De la mano de cuatro ministros de Finanzas y el FMI, el Gobierno camina al fin de su período

lenin Moreno
Lenin Moreno, presidente de la República.EXPRESO

Si se quiere definir al gobierno de Lenín Moreno en materia económica se podría decir que tuvo tres momentos: un inicio de gestión en el que se buscó mantener el nivel de gasto público de su predecesor con deuda, una intención de ajuste bajo el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y los intentos por amortiguar la crisis económica agravada por la pandemia de COVID-19.

Sin lugar a dudas, el gobierno de Moreno será recordado como el régimen que debió afrontar la peor crisis económica en décadas, pero si se mira la gestión sin el filtro del coronavirus, el país entró en recesión en el primer trimestre de 2020, antes de sentir los embates de la pandemia.

En casi cuatro años, hay objetivos gubernamentales alcanzados, promesas incumplidas o a medio cumplir. Por ejemplo, los grandes pilares de la campaña de Moreno: crear más plazas de empleo y construir viviendas estaban en entredicho antes de la pandemia.

En diciembre de 2019, solo cuatro de cada diez trabajadores tenían un empleo adecuado, es decir, ganaban al menos el salario mínimo y trabajaban la jornada legal de 40 horas a la semana, o trabajan menos horas porque no quieren trabajar más. La promesa del primer mandatario en campaña fue crear 250.000 empleos al año.

En esa misma línea, la construcción de viviendas comenzó a cristalizarse a mediados de 2019 e inicios de 2020, por medio de financiamiento como la emisión del bono social destinado a costear los programas habitacionales.

asamblea

Gerenta del Banco Central: La economía ecuatoriana crecerá entre 1,5 y 2,2 % en 2021

Leer más

Del otro lado, entre los considerados como aciertos del Gobierno, está la renegociación de la deuda. Organismos multilaterales y actores del mercado internacional han calificado al proceso como exitoso.

Incluso, se ha mencionado que el acuerdo con los tenedores de bonos puede servir de modelo para otros países emergentes en medio de la crisis. En términos generales, la propuesta del Gobierno ecuatoriano consiguió un recorte de capital equivalente al 9 % para todos los bonos. Ese recorte del 9 % equivale a unos $ 1.500 millones. Además, se bajó el interés, promedio, del 9,3 % a 5,2 % y se amplió el plazo de pago por 10 años más cinco años de gracia para pago de capital y dos para los intereses.

CUADRO
IndicadoresAdrián Peñaherrera.

Otra de las fortalezas del Gobierno ha sido su relación con los organismos multilaterales. Luego de sostener el crecimiento económico de 2017 y parte de 2018 con emisión de deuda, Moreno acudió al FMI para implementar un programa de ajuste que fue difícil de cumplir: no pudo incrementar impuestos y no logró quitar los subsidios debido a las fuertes protestas de octubre de 2019.

Ese primer acuerdo con el Fondo debió ser suspendido debido a incumplimientos del Gobierno y la crisis económica.

¿Cuál ha sido el impacto de la crisis de la COVID-19? Hay un consenso entre los organismos internacionales: la región más afectada del mundo es América Latina y Ecuador está entre los más golpeados con un decrecimiento de 11 % en 2020, según el FMI, únicamente superado por Perú, Argentina y Venezuela. El derrumbe de los precios del petróleo y la rotura de los oleoductos pusieron en graves aprietos al fisco y a la economía ecuatoriana.

En ese contexto, ¿en qué situación entregará Moreno la economía? Salvo un mayor deterioro de la situación de la atención médica, la economía ecuatoriana probablemente estará en mejor forma a mediados del próximo año en comparación con el momento actual, aseguró a EXPRESO Tiago Severo, economista para América Latina de Goldman Sachs.

De hecho, el FMI prevé un crecimiento de 4,8 % para 2021, aunque el Banco Central del Ecuador (BCE ) es más cauto al respecto: un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 1,5 % y 2,2 %.

“La evidencia más reciente sugiere que el crecimiento se está recuperando junto con la relajación de los protocolos de atención médica, las cuentas externas han sido más resistentes de lo esperado originalmente, la inflación es bastante baja y el panorama de financiamiento externo y fiscal a corto plazo mejoró significativamente con la reestructuración de la deuda y el nuevo acuerdo con el FMI”, dijo Severo.

Otro factor favorable para 2021 podría ser un mayor precio del petróleo. Los expertos en materias primas de Goldman Sachs mantienen una visión bastante optimista sobre los precios del crudo de cara al 2021, lo que sería un buen augurio para Ecuador, aseguró.

“En ausencia de grandes sorpresas, es probable que la administración de Moreno entregue una situación manejable a la próxima administración. Pero eso será cierto si el nuevo gobierno se compromete a implementar algunos de los ajustes y reformas descritos en el programa del FMI”, añadió.

Para Severo ese será el principal desafío y la gran interrogante: ¿podrá el próximo Gobierno ajustar la economía de acuerdo al programa del FMI que Moreno heredará al presidente número 55 de Ecuador?

TRES TAREAS DEJA MORENO. La debilidad política del gobierno de Moreno le ha obligado a “patear” reformas importantes en materia económica para la siguiente administración.

Su gestión no pasó de los diálogos o reformas superficiales en tres ámbitos críticos que deberán ser abordados por el nuevo presidente: reforma tributaria, reforma a la Seguridad Social y reforma laboral.

Por ejemplo, el anterior acuerdo con el FMI contemplaba una reforma tributaria con un posible incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), pero ante la falta de apoyo en la Asamblea, el Ejecutivo prefirió eliminar los subsidios a los combustibles, medida que debió ser revisada luego de las protestas de octubre.

No obstante, el Gobierno implementó un sistema de bandas de precios que está retirando la subvención de manera gradual.

Yo creo que (Moreno) deja un Ecuador tranquilo en el sentido de financiamiento (...) La sombra del ‘default’ rondaba por Ecuador.

Fernando Posadas

analista especializado en Ecuador de Medley Global Advisors

De acuerdo a información del Observatorio Legislativo, el Ejecutivo propuso a la Asamblea 10 proyectos de ley en materia económica. Uno de ellos fue archivado, otros cuentan con informe para un primer debate y otros ya están en el Registro Oficial.

CUADRO 1 SEBAS
Los proyectosAdrián Peñaherrera.

Para Fernando Posadas, analista de Medley Global Advisors, firma especializada en análisis de riesgos políticos para empresas y multinacionales, las acciones de Moreno se pueden dividir en tres grandes grupos: uno de ellos fue sorpresivo y exitoso y tiene que ver con separarse del correísmo. “Las reformas en el sentido institucional caracterizaron los primeros años de Moreno”.

Un segundo grupo de acciones fueron de carácter correctivo, dice Posadas, por ejemplo, las tomadas para contrarrestar la pandemia de COVID-19 o las protestas de grupos sociales.

Mientras que un tercer grupo de acciones, que tienen que ver con ajustes o cambios económicos estructurales, no pudieron concretarse, dice el experto. “Yo sí creo que ahí quedaron debiendo un poco por falta de comunicación”, asegura Posadas, y por las expectativas que el mismo Gobierno generó dentro y fuera del país, cuando anunció las reformas ambiciosas. SAM