Economía

El COVID-19 se postula como la peor crisis del siglo XXI

Tal vez no llegue a igualarse a otras emergencias sanitarias, pero el coronavirus apunta a ser el evento con mayores pérdidas económicas para el país

Fiebre amarilla
La fiebre amarilla, que surgió entre 1841 y 1843, fue el evento de mayor impacto en el siglo IXX.Archivo Expreso

Han pasado 36 días desde que Ecuador confirmó el primer caso de coronavirus en territorio nacional y, con 318 muertos (entre positivos y sospechosos) y 3.465 contagiados en curso, ya hay quienes prevén que si este aislamiento social, y todo lo que conlleva, no se resuelve en 90 días, podría llevar al país a la peor crisis económica y social que haya tenido en el siglo XXI.

73A6A9E6-D487-49DD-8DFF-A9B40876988F

Crisis del coronavirus: La economía ecuatoriana decrecería entre 3,6 y 6 % en 2020

Leer más

Así lo estima el historiador económico Guillermo Arosemena, quien con cifras busca demostrar que no es tan descabellado lo que dice. En su mente rebusca los siete mayores eventos históricos, cada uno con características distintas, pero con consecuencias económicas y sociales que podrían ser superadas por la actual emergencia sanitaria.

Sus efectos son expansivos, por donde se los mire. El aislamiento mundial carcome ya los ingresos petroleros y la venta de productos exportables. Dentro del país, amenaza con la estabilidad de algunas empresas y el empleo, un escenario que desde mucho antes ya venía siendo complicado. “Lo peor de todo esto es que no se sabe cuándo va a terminar. Lo grave es eso. La economía funciona en base a la certidumbre y no la tenemos. Ya se sabe que si no hay una segunda ola de epidemias,  China (cuna del coronavirus) comenzará a recuperarse, pero no se conoce cuál será la evolución de esto en Estados Unidos y países de Europa”, advierte el historiador.

Y si el desenlace es incierto y la magnitud de sus efectos, también es difícil predecir el tiempo de recuperación. “El tiempo de las crisis varía. La más larga fue la de las epidemias del cacao y la Depresión Mundial que se unieron. Comenzó en 1916 y terminó con la II Guerra Mundial. En esta guerra Ecuador tuvo sus problemas, pero pudo sacar ciertos provechos, como exportar más”.

  • FIEBRE AMARILLA: MUERTE Y CASO ECONÓMICO

Es el primer evento de mayor impacto económico y social del siglo IXX en la historia de Ecuador. La fiebre amarilla, suscitada entre 1841-1843, registró cerca de 4.000 personas fallecidas en Guayas, de una población que, en esa época sumaba un total de 40.000. Si las cifras son llevadas a la actualidad sería el equivalente a 400.000 muertos. La ciudad de Guayaquil, dice el historiador, quedó abandonada. Todo el mundo salió de ella: el pobre y el rico. Un hecho que se reflejó en los marcadores macroeconómicos. A mediados de 1843 se declaró a la ciudad bajo control y fuera de peligro.

  • GRAN INCENDIO DE GUAYAQUIL: TODA UNA CIUDAD INCINERADA

Este se dio en 1896. Fue fatal porque se quemó entre el 70 y 80 % de Guayaquil, originando una crisis no solo para la ciudad sino para el país. La ciudad se quedó no solo sin casas, sino sin negocios y sin instituciones financieras. Fue necesario construir al Puerto Principal. La destrucción total le costó al país 17 millones de sucres, una cifra que si se la compara con las exportaciones de la época y se las trae a valor presente representó una pérdida aproximada de cerca de 30.000 millones de dólares. La normalidad se fue retomando en la ciudad reactivando los principales servicios básicos para la población.

incendio
Guayaquil de 1920, después de la reconstrucción del Gran Incendio de 1896.Archivo Expreso

  • GUERRA CIVIL: GASTOS ALARMANTES Y BAJA PRODUCCIÓN

restaurante

El 50% de las empresas ecuatorianas resiste estar paralizadas hasta 37 días

Leer más

Es el segundo evento más importante del siglo pasado. En esta época, suscitada entre 1850-1860, el país llegó a tener tres gobiernos al mismo tiempo, debido a que militares y civiles pugnaban por asumir el poder. No obstante, cuando hay guerra se necesita gastar en armamento y reclutar personas y los soldados del siglo IXX fueron los campesinos. Estos dejaron los campos, generando problemas en el sector agrícola, sobre todo el cacaotero. Con ello bajó la mano de obra y la producción nacional. También llegó a bloquearse el puerto, restringiendo el ingreso y la salida de productos.

  • CRISIS DEL CACAO: DESTRUCCIÓN DE LA PRINCIPAL FUENTE DE INGRESOS

Comienza en 1916, pero se extiende al resto de la década. En esa época, el país tenía una enorme dependencia del cacao. El 70 % de sus exportaciones se concentraban en este producto, pero las epidemias de la monilla y la escoba de bruja acabaron un 65% de la producción. El país se quedó sin divisas, lo que derivó en el encarecimiento del dólar y en una fuerte inflación.

  • LA GRAN DEPRESIÓN: CRISIS GLOBAL CON IMPACTO NACIONAL

Ecuador no terminaba de recuperarse de los efectos del primer Fenómeno del Niño de 1982, pero en el mundo estallaba una gran crisis económica provocada por la quiebra de bancos  y bolsas internacionales. Entre 1920 y 1930, la demanda externa cayó y con ello los precios del cacao y el café. Eso provocó en Ecuador desestabilización, el quiebre de empresas y bancos. En la década de los 30, el país llegó a tener hasta 14 jefes de Estado.

Gran Depresión mundial
Multitud reunida en la intersección de Wall Street con Broad Street (EE.UU.), al enterarse de la quiebra de la bolsa en 1929.Wikipedia

  • FERIADO BANCARIO: QUIEBRA DE FINANCIERAS

En 1999, tras una fuerta devaluación del sucre, el 70 % de los bancos privados del país cerraron o entraron en proceso de rescate financiero, pasando a manos del Estado ecuatoriano. En ese año, la actividad económica cayó un -7 o -8 %. En esa época, las pérdidas económicas, se calcula, superaron los 8.000 millones de dólares.

banco Progreso
Varios bancos privados cerraron o entraron a proceso de rescate financiero.Internet

  • CORONAVIRUS: CON EFECTOS QUE YA SON LETALES

Con una crisis económica que ya lo acorralaba, al país ahora le toca enfrentar los efectos de esta pandemia global: ver caer sus ingresos petroleros y ventas externas. Un escenario que se agrava con las pérdidas humanas, la paralización del 70% de las empresas y el riesgo de perder miles empleos. Las consecuencias irán de acuerdo al tiempo que dure y su intensidad.