La COVID-19 contagia al banano: los bajan y los buques esperan por un cupo de entrada

  Economía

La COVID-19 contagia al banano: los bajan y los buques esperan por un cupo de entrada

Los precios internacionales caen ante el bajo poder adquisitivo del consumidor. En Ecuador se pide flexibilizar el sistema de fijación. 

bananeros
La eficiencia es clave para poder competir.Guillermo Lizarzaburo

Rusia es el consumidor más relevante de banano ecuatoriano como país, con casi el 20 %: 50,3 millones hasta agosto. Turquía se apunta como tercero, después de Estados Unidos. Después vienen Alemania, China, Italia y países bajos.

Pero todos tienen algo en común:el exceso de fruta que les ha llegado de Centroamérica y de Ecuador.

“Aún hay barcos esperando entrar en Rusia y en Turquía especialmente, adonde se han dirigido los picos de producción, provocando que estén sobreabastecidos”, señala a Diario EXPRESO, Richard Salazar Veloz, presidente ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec).

La pandemia ha contribuido a esta situación. Este año el precio por caja está muy por debajo del promedio semanal del año pasado en Rusia, especialmente, donde la devaluación del rublo sigue confabulado contra los productos importados. En la Unión Europea la caída es menos dramática, al igual que en Turquía.

Banano Quevedo

El banano puede bajar o subir sobre los $ 6,4, pero el precio spot ha marcado records

Leer más

El precio en Turquía, en agosto, en promedio, cayó de 7,31 dólares en 2019 a 6,97 % en el año 2020, en valores CIF (costo de la fruta, gastos exportación, flete y seguro).

En la Unión Europea, donde algunos países han vuelto al confinamiento, los precios también han tenido un impacto importante. En la semana 42 los precios cayeron el 10,4 %. Es el segundo promedio más bajo del año, luego de la cotización que tuvo la fruta en la semana 33, según un reporte.

La situación es igual en el mundo, los consumidores no tienen el mismo poder de consumo que antes de la pandemia.

Richard Salazar, Asociación de Comercialización y Exportación de banano 

Frente a esa constante, el productor Víctor Haón, ve una ruta:bajar los costos, es decir, lograr una mayor eficiencia.

Él ha realizado desde hace 3 años algunas innovaciones, siembra de lombrices en el suelo, uso de lixiviado de estos animales, productos naturales para control de sigatoka. ¿El resultado? Una reducción de costos de $ 2.000 por hectárea. Eso sumado al buen drenaje, deshoje, deshije y uso de doble hilera en ciertos lugares.

Haón señala a las organizaciones. “Los gremios de productores no están cumpliendo su función, también es cierto que los asociados no aportan en nada y reclaman cuando están en problemas, pero cuando están en bonanza nunca aportan al gremio para un fondo de investigación u otros temas”.

Banano, siembras nuevas

Empieza la regularización de las bananeras ilegales en Ecuador

Leer más

Tenemos que reflexionar -menciona-, “el mundo se está haciendo más competitivo y los que no son eficientes lamentablemente se van quedando rezagados. “Debemos unirnos todo el sector y recoger recursos para investigación. A pesar de que somos el país con mayor exportación, tenemos la menor productividad”.

A Víctor Haón le preocupa que a esto se suma el cambio climático, lo que hace más vulnerables a los agricultores menos eficientes, ya que los cambios de temperaturas abruptos, como las lluvias en momentos menos esperados, estresan también con mayor frecuencia a las plantas, afectando los costos de producción.

Desde el lado oficial se apunta a un mejor ordenamiento del sector, como a una política comercial más acorde a las realidades y cambios en los mercados. El “ordenamiento permitirá una mejor estructura de comercialización y posibilitará a los productores a acceder a crédito especializado, y a beneficios como la certificación de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA)”, dice el Ministerio de Agricultura (MAG).

Precio del banano
Evolución del banano en Rusia.Adrián Peñaherrera.

Este último servicio incorpora una “reducción del 50% del Impuesto Único de Banano a través de la Ley de Simplificación Tributaria”. Eso para “garantizar la productividad y una mejora en las condiciones de comercialización, basándonos en un escenario claro y real del sector. En esta línea trabajamos para constituir un fideicomiso de subvención de tasas de interés para créditos de riego, fumigación y material genético en 5 puntos porcentuales (del 11% al 6%); lo que permitirá a los productores acceder a créditos, y solventar estos rubros que son puntales para una actividad eficiente”.

Hay que propender a la eficiencia para no depender de los precios. Hay que investigar también en el sector privado.

Víctor Haón, productor

También apuesta por la asociatividad como uno de los ejes de acción tomando en cuenta su impacto en la articulación con el mercado y en la capacidad de negociación al propiciar economías de escala.

En este punto Haón cree que una de las fallas del sector productor es no querer asumir el financiamiento a los gremios para que estos no solo hagan investigación, sino planes para lograr un financiamiento o compra de insumos a menores costos. “A muchos les gusta criticar pero nadie quiere aportar”.

El Ministerio le apunta a un modelo de fijación de precios basado en las fluctuaciones naturales de la oferta y demanda de la fruta en el mundo. Este modelo busca incorporar un mecanismo de recorte de oferta en la forma de “desgonche” en las semanas más críticas, lo que ayudará a que Ecuador tenga un “comercio estable y ajustado a los mercados mundiales”.

Hoy debemos tener claridad, señala el MAG, en que la industria bananera no se debe encasquillar en una discusión de precio, sino que tenemos un panorama más allá: El 95 % de la fruta que se produce en el país es de exportación, es decir, no podemos tener una posición exclusiva desde los que esperan el productor o el exportador. “Hay que analizar un tema de fondo”.