Economía

Convertir los DEG que ‘regalará’ el FMI a Ecuador en 950 millones de dólares tomará 10 días

Para hoy está previsto que el FMI realice la transferencia del activo. El cambio a monedas se hace por medio de otros bancos centrales. 

Kristalina Georgieva
La directora gerente del Monetario Internacional (FMI), la búlgara Kristalina Georgieva.EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene previsto transferir este 23 de agosto de 2021 los Derechos Especiales de Giro (DEG) a sus países asociados.

FMI

El FMI transferirá cerca de $ 1.000 millones a Ecuador el 23 de agosto de 2021 para darle liquidez

Leer más

El pasado lunes 2 de agosto de 2021, la Junta de Gobernadores del FMI aprobó una transferencia de DEG equivalente a 650.000 millones de dólares (unos 456.000 millones de DEG) para impulsar la liquidez mundial tras la crisis provocada por la pandemia de COVID-19.

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Este activo puede ser convertido a cualquier moneda, como dólares.

Infofmi202108
InfografíaEXPRESO.

El Banco Central del Ecuador (BCE) informó que los DEG que serán designados a Ecuador equivalen a unos 950 millones de dólares. No es una moneda ni un crédito, por lo que la designación del recurso se ha catalogado como ‘un regalo’ o ‘dinero gratis’ del FMI.

¿Cómo se convierten los DEG en dólares? Según el BCE, el proceso de venta se realiza con bancos centrales a nivel mundial y se liquidan las operaciones en los balances del FMI, en su calidad de entidad emisora de DEG.

Por solicitud del Ministerio de Economía y Finanzas, el BCE notifica al FMI la intención de la República del Ecuador de convertir los DEG en dólares. El FMI es el encargado de encontrar bancos centrales interesados en comprar los DEG asignados a Ecuador a cambio de dólares. El procedimiento de conversión de DEG a una divisa puede tomar hasta 10 días laborables, indicó    el BCE .

Tanto el FMI como Finanzas han señalado que el dinero se utilizará para reforzar las reservas internacionales del BCE y para gasto público relacionado a atención social. Un informe de la ONG Latindadd remarca que la asignación de DEG “es una noticia agridulce”. Por una parte, “es el reconocimiento de la gravedad de la crisis y la necesidad de que se tenga un plan unificado en la agenda internacional”, plantean los activistas por bajar la deuda de los países en desarrollo.

“Por otro lado, deja el sinsabor de ser insuficiente, a destiempo y con perspectivas de profundizar la desigualdad si no se toman otros correctivos. Por ejemplo, 2/3 de los recursos se orientarán a países que no los necesitan, por lo que deben reasignarse”.