La chilena Codelco pide a la Procuraduría de Ecuador hacer respetar acuerdos

  Economía

La chilena Codelco pide a la Procuraduría de Ecuador hacer respetar acuerdos

La mayor productora de cobre del mundo espera que el país cumpla con la constitución de una sociedad que permita el desarrollo del proyecto de Llurimagua, en Imbabura

Proyecto-minero-Llurimagua+codelco
La relación de ENAMI EP con Codelco nació con el convenio de exploraciones mineras suscrito en 2011Archivo Expreso

La Corporación Nacional del Cobre (Codelco), compañía chilena y principal minera del mundo, pide al país de la forma “más amistosa”, cumplir con los acuerdos firmados desde el 2011, respecto al proyecto de cobre Llurimagua, ubicado en Imbabura.

5ded3d15a61dd

La inversión extranjera se desplomó en el primer semestre del año

Leer más

A través de una carta dirigida a la Procuraduría General del Estado (PGE), la firma enfatiza estar al día respecto a las obligaciones relativas al plan de exploración y la protección del mismo. Sin embargo, aclara, la Empresa Nacional Minera del Ecuador (Enami EP) “no ha cumplido con los acuerdos de formar la sociedad para el desarrollo del proyecto ni ha ratificado el pacto de accionistas que se acordó hace un año”. 

Según lo anunciado por el actual Gobierno en el 2018, la compañía binacional estaría constituida por Enami EP, con el  51% de las acciones, mientras que Codelco tendría el 49%. Para el efecto, se dijo, ambas entidades públicas analizararían las normas nacionales e internacionales para constituir la sociedad. Algo que, según recuerda Codelco, no ha sucedido.

Parte de este problema ya fue ventilado en enero de 2019, cuando se conoció de la advertencia de Controlaría  respecto al riesgo de que el proyecto incurriera en causal de caducidad, por la falta de constitución de dicha compañías mixta, pues esto impediría que sus actividades tuvieran un respaldo contractual. Diario EXPRESO consultó esta tarde al Ministerio de Recursos no Renovables sobre el tema, pero aún no ha habido una respuesta. 

La estatal chilena, que se dedica a la exploración, desarrollo y explotación de recursos mineros de cobre y subproductos, sostuvo que algunos beneficios económicos están en juego. Una vez que Llurimagua esté operando, uno de los compromisos es que el Estado ecuatoriano reciba  sobre el 50% de los beneficios en pagos de impuestos.