Economía

El asambleísta Henry Cucalón exige la comparecencia del superintendente de Compañías

Pide que Víctor Achundia explique por qué levantó la intervención de Ecuagran y Delcorp, a las que les permitió volver a emitir papales en la Bolsa.

Henry Cucalón
Henry Cucalón es asambleísta por el PSC.Cortesía

El asambleísta por el Partido Social Cristiano (PSC), Henry Cucalón Camacho, solicito hoy 31 de marzo de 2021, a  Elio  Peña Ontaneda, presidente de la Comisión de Fiscalización y Control Político convocar al Superintendente de Compañías, Víctor Manuel Anchundia Places, para que comparezca y explique sobre los hechos relacionados con las compañías Ecuagran y Delcorp.

"Lo ocurrido con la estafa al Isspol (Instituto de Seguridad Social de la Policía) y principalmente las transacciones realizadas por las compañías Ecuagran y Delcorp, es algo que no puede quedar por fuera de la esfera del control político de la Asamblea Nacional del Ecuador", señala el asambleísta en la carta de petición enviada.

Según Henry Culalón, "resulta realmente preocupante" que, con fechas 28 y 29 de octubre de 2019, dichas empresas lograran la autorización para emitir $ 15 millones de dólares cada una en el mercado de valores. Para mayo de ese mismo año había puesto ya facturas comerciales, cuyo aceptante era otra compañía relacionada, Fertisolubles.

Ecuagran

Un informe de Ecuagran que inculpa a la Superintendencia de Compañías

Leer más

El asambeísta hace referencia la nota publicada por Diario EXPRESO la semana pasada, sobre el informe el liquidador de ambas compañías. En ese informe se establece que la Superintendencia de Compañías, en el mes de marzo de 2019, realizó inspecciones in situ a las Delcorp y Ecuagran y los resultados fueron desastrosos: se determinó que ambas compañías estaban emitiéndose mutuamente facturas sin sustancia económica y que dichas facturas estaban siendo colocadas en el mercado de valores desde el año 2018 a inversionistas.

"En lugar de actuar como disponía la ley, esto es, suspendiendo o cancelando al emisor, la Superintendencia de Compañías se limitó a realizar una intervención a Ecuagran, mientras que Delcorp siguió con sus prácticas fraudulentas de forma libre", indica el informe.

"Como se ha evidenciado de los hechos expuestos, la Superintendencia de Compañías, ha actuado de forma contraria a la ley, incumpliendo sus funciones, lo que ha generado, en gran parte, el desfalco a los fondos del Isspol", resalta Cucalón.

Su pedido tiene como base lo establecido en el numeral 3 del art. 26 y el art. 74 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa.