La alta inflación impulsa otras formas de consumo

  Economía

La alta inflación impulsa otras formas de consumo

El ecuatoriano va en busca de ahorros. Promociones, fundas económicas y productos populares son parte de las alternativas

super
Marcas propias. Elegir las marcas del propio supermercado también es una opción de ahorro que se fomenta.Patricia González / Expreso

Anabelle Quinchimbla, de 31 años y mamá de una niña de 3, ha visto afectado su presupuesto en la compra del mercado en el último mes. “Lo que gastábamos al mes ya no alcanza, usualmente empleaba 150 dólares y la última vez fueron 220”, comentó esta habitante de la parroquia Pifo, en Quito.

RECORRIDO DE MERCADOS (8436874)

El abastecimiento de alimentos baja los precios de la papa, zanahoria y hierbita

Leer más

Como estrategia para sortear la inflación, Quinchimbla aprovecha las promociones “dos por uno” en productos como café, cereales, fideos, harinas. Además, suele visitar varios canales de compra para    ahorrar lo más posible. El mercado lo hace en una cadena de supermercado; pero, las legumbres las compra en ferias populares.

En mayo pasado, la canasta básica familiar se ubicó en 735,15 dólares y la inflación anual (la variación de precios del mes con relación a igual mes del año anterior) fue de 3,34 %, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Es el valor más alto de inflación registrado en mayo en los últimos siete años, en Ecuador.

Esta alza de precios en los productos no es un fenómeno local. La pandemia y la guerra en Ucrania han venido generando problemas de abastecimiento de distintas materias primas e insumos a escala mundial, ocasionando incremento de precios por baja oferta y alta demanda, explicó Christian Wahli, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab). El encarecimiento del petróleo también ha tenido un impacto en los costos de insumos agrícolas, añadió Wahli.

Según la investigadora de mercado Kantar Worldpanel ha habido incremento de precios en 35 % de las 95 categorías de consumo masivo que monitorean constantemente. En Anfab y Kantar coincidieron en que los efectos del reciente paro nacional en Ecuador podrían agudizar el alza, en los próximos meses.

Todo esto, se estima, hará que una mayoría siga mutando sus hábitos de consumo. “Hay quien opta por comprar la marca de siempre, pero buscan ahorro en otras categorías. Otros dejan de adquirir ciertos productos”, señaló Sergio Acosta, gerente comercial de Kantar, para quien las marcas deben adaptarse a los cambios de comportamiento para que no las sustituyan con productos    que generen ahorro al cliente, una buena comunicación y la segmentación adecuada, llevando “el formato correcto al canal correcto”.

En este contexto, estas estrategias comerciales ya empiezan a verse. En un recorrido realizado por EXPRESO en cadenas de supermercados se observó cómo estas promociones se aplican sobre todo en los productos que más se han encarecido. En Gran Akí, de Corporación Favorita, impulsan la campaña Akí Quincenazo, con descuentos que van desde 12 hasta 30 % en el costo de más de 140 ítems, entre ellos: aceite de oliva, atún en lomo, salsas, pasta, condimentos, avena, café instantáneo y artículos de aseo personal. Además, cada día de la semana tienen una categoría de productos en descuento.

Este retail también ha optado por ofrecer una funda económica con una marca comercial de su propiedad a 6,99% dólares; contiene gelatina, cocoa, canguil, avena en hojuela, atún enlatado, azúcar, arroz y aceite vegetal.

TÍA, por su parte, lanzó la Promo Boom, que incluye diversos productos de la canasta familiar en oferta: arroz, azúcar, aceite, harina, fideos, bebidas, papel higiénico, productos de limpieza, galletas, entre otros. “El objetivo es que puedan comprar más productos por el mismo valor que acostumbran a pagar”, señaló Juan Daniel Guadamud, gerente regional.

Foto de Sistema Granas (8429883)

Los restaurantes, retados a revertir las secuelas del paro

Leer más

En este retail se incluyen como parte de sus estrategias promocionales productos en versiones de menor tamaño, como el café, la harina de maíz, las salsas. Por el contrario, la cadena Santa María opta por impulsar las versiones de tamaño gigante: fundas de arroz de 11,3 y hasta de 45 kilos, pastas y fideos en fundas de 10 kilos, panela de 45 kilos, etc. El eslogan es ‘Ofertas rendidoras’.

Otra estrategia de los supermercados son las marcas propias, es decir, los productos que se lanzan con el nombre de la cadena. El gerente comercial de Kantar indicó que cada vez es más grande la participación de estas marcas en casi todas las categorías, siendo fuertes en limpieza y lácteos, con precios entre 10 y 20 % menores al de las marcas comerciales.

Anfab, en alianza con el Ministerio de Industrias, también ha decidido embarcarse a esta tendencia, pero esta vez apuntando a la oferta popular. El plan es lanzar productos de buena calidad, a precios más asequible, en distintas categorías. El ‘producto amigo’ se podrá adquirir en tiendas de barrio, no en las grandes cadenas. Con el alza mundial del precio del aceite, el Gobierno y la Asociación de Productores de Grasas y Aceites (Aprograsec) presentaron el pasado 27 de junio el ‘aceite popular’, con un costo 20 % menor al regular. Este producto también se distribuye solo en tiendas.