El 31% de la cartera en mora del Biess se cobra vía coactiva

  Economía

El 31% de la cartera en mora del Biess se cobra vía coactiva

La entidad trabaja por bajar el riesgo de préstamos impagos. Otorgará períodos de gracia de hasta 12 meses y reestructurará operaciones crediticias

Biess
La entidad busca recuperar más de $ 250 millones, por la vía coactiva.Archivo / Expreso

Al cierre del 2020 el índice de morosidad en los créditos hipotecarios del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) se ubicaba en 13,09 %, por primera vez la tasa era de dos dígitos y solo en ese año subió cinco puntos porcentuales. El efecto de la pandemia en la economía, con una importante caída del empleo, se reflejó en atrasos de pagos de créditos.

villa club

La construcción dice que el Consejo de la Judicatura traba trámites de préstamos hipotecarios

Leer más

El indicador ya muestra una tendencia a la baja, en marzo de este año era del    11,5 %, según el Biess. Sin embargo, sigue siendo alto en comparación al promedio del sistema financiero privado: 3,3 % a febrero, de acuerdo con el Banco Central.

“Entre 70 y 80 % de los morosos en la cartera hipotecaria fueron personas que se quedaron cesantes”, indicó Iván Tovar, gerente general del Biess. Esto impidió que los afiliados –en su mayoría bajo relación de dependencia–, cumplieran con las cuotas de sus créditos, que son descontadas automáticamente de su salario. En los atrasos de pagos incide, además, la mora patronal, es decir, cuando el empleador retiene las cuotas de créditos del salario del trabajador, pero no los transfiere al IESS.

$ 798 MILLONESes el monto de la cartera en moro, hasta marzo de este año, según el Biess.

Con la Ley Humanitaria, en vigencia desde junio del 2020, se sumó otra variable: la reducción de la jornada laboral y, en consecuencia, de los sueldos; lo que ocasionó una disminución en la capacidad de pago de los afiliados con préstamos hipotecarios, puesto que el IESS no puede descontar más del   70 % del salario de un trabajador por cobro de préstamos.

En marzo pasado, la cartera hipotecaria en mora sumaba 798 millones de dólares, de los cuales 251 millones  (31,4 %) estaban en procesos de coactiva, informó el Biess. Para el gerente, las condiciones de los créditos que otorga el Banco con financiamientos de hasta el 100 % del valor de la vivienda han repercutido en esta problemática, puesto que –a su juicio– esa facilidad no genera “un compromiso” al afiliado o jubilado con los pagos de las cuotas.

Al momento la entidad continúa otorgando préstamos del 100 % del avalúo del valor de la vivienda hasta los 130.000 dólares, según reseña su página web. Por encima de eso, el financiamiento va disminuyendo hasta 80 %, a medida que incrementa el monto.

Aunque el alza más pronunciada ocurrió con la pandemia, la tasa de morosidad venía subiendo “de manera sostenida e importante” desde 2016, recordó Andrés Vergara, analista económico, para quien esto ha sido consecuencia de la desaceleración económica que se arrastra desde los últimos dos gobiernos y que ha provocado pérdidas de empleo.

“Si empieza a bajar es porque hay una leve recuperación de la economía y el empleo. Considero que seguirá disminuyendo”, dijo Vergara, y añadió que es previsible que las empresas se mantengan con la nómina actual porque se han dado cuenta que con menos personal pueden ser eficientes y a este grupo sí están pagándoles bien y a tiempo.

Adicionalmente, Tovar admitió que internamente la institución financiera no contaba con un área estructurada de cobranza ni las “herramientas suficientes para negociar con los afiliados y jubilados”, que permitieran un efectivo proceso de recaudación. Próximamente    prevén lanzar varios procesos de contratación pública para destinar el servicio de cobranza a empresas externas. “La expectativa es bajar la morosidad al    7 % para este año”, aseveró.

El Biess ofrece distintas alternativas para aquellas personas que cayeron en mora o que se encuentran al día, pero tienen problemas para cumplir con sus cuotas. Para quienes están con atrasos de pago de hasta 180 días aplica el refinanciamiento, cuando ya se superan los 180 días de mora se puede solicitar la reestructuración. En ambos casos se generan nuevas condiciones, con cuotas y plazos más ajustadas a la capacidad de pago del cliente. Si la persona se encuentra al día con sus pagos puede pedir una novación, con lo cual se extingue el crédito y se genera uno nuevo.

Biess

El Biess incrementa la capacidad de los afiliados para obtener deudas

Leer más

La entidad ha contemplado reformas al Manual de Crédito para adecuar estas opciones de arreglos de pago a la situación económica actual. En refinanciamientos y reestructuración se prevén otorgar períodos de gracia de 6 o 12 meses al capital e interés. Hasta ahora se ofrecen períodos de gracia de hasta 18 meses, pero únicamente para el pago del capital.

Los intereses de mora y valores vencidos ahora podrán ser diferidos al mismo plazo del refinanciamiento o reestructuración; es decir, la cancelación de estos rubros ya no será una condición previa para acogerse a los arreglos de pago, aclaró el Banco. Otra de las reformas es contemplar la novación de préstamos para clientes que quedaron sin empleo.